Garro, hasta ahora, ha sido una gran decepción

Por: Florencia Rollié | Viernes 30 de Diciembre de 2016

A pesar de contar con el apoyo de los gobiernos nacional y provincial, la gestión municipal no ha logrado alcanzar los parámetros mínimos en temas fundamentales como el barrido y la recolección de basura. En este tema se estarían gastando 18 millones más, aparte de los 54 que cuesta ESUR, para reforzar el mal servicio que presta la empresa y como no se avanzó en una nueva licitación todo conduce a pensar que se está impulsando la prórroga de este mismo contrato por dos años más. Nada se hizo para avanzar en el sistema de recolección con contenedores inteligentes.

En las Delegaciones, donde viven más de 350.000 platenses, los niveles de atención y resolución de los servicios son malos, porque en vez de avanzar en descentralizar y que los delegados sean elegidos por los vecinos y cuenten con presupuesto y recursos propios, como se comprometió en la campaña electoral, los actuales delegados fueron elegidos a dedo, con poco compromiso con sus propios barrios y carecen de los elementos para dar respuestas.

En el tema de la transparencia tampoco hubo avances significativos, ya que ni siquiera se imitó el decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal en cuanto a la Declaración Jurada de sus funcionarios y el informe de causas penales pendientes, lo que le hubiera evitado designaciones que luego fueron un problema. En la campaña electoral presentamos, junto a Julio Garro y el doctor Leandro Depouy, el proyecto de la Auditoría Municipal y cuando éste entró al Concejo Deliberante el presidente del cuerpo me dijo que no lo pensaban aprobar porque no querían ser controlados de esa forma.

El tema del Mercado Regional, donde ahora Garro estaría echando a algunos funcionarios, motivó que con cuatro dirigentes más del radicalismo presentáramos una denuncia penal para que se investigue la existencia de una “caja negra” del orden de los 80 millones de pesos anuales y la presencia de mafias que controlan el negocio y encarecen los productos a todos los vecinos de la Región.

Tampoco ha habido avances en cuestiones menores como llevar a cabo una red de ciclo-vías, cuando le presentamos hace más de 9 meses un proyecto a realizar en 11 etapas y con un plazo de ejecución de apenas 1 año y medio. Ahora se nos contestó que estaban esperando asesoramiento de la Nación para llevar a cabo estas obras que son de las más simples. Algo parecido ocurre con la calidad del mantenimiento urbano, como el bacheo, donde la misma tarea se hace hasta tres veces porque está mal realizada.

La misma inacción se verifica en temas como la creación de un fondo afectado para el mantenimiento e insumos en los Centros de Salud, en los que se sigue funcionando por la buena predisposición del recurso humano que atiende en ellos, pero a pesar de haber aumentado el presupuesto no se han realizado inversiones relevantes.

El Municipio contó durante 2016 con 120 millones de pesos del Fondo Nacional Educativo para arreglar y mantener escuelas públicas de todo el partido y no existe constancia a la fecha de haber llevado a cabo ninguna obra significativa en esos establecimientos, con lo que volvemos a la misma pregunta que con la gestión de Pablo Bruera: ¿Dónde está ese dinero?

La planificación de la ciudad es una gran ausente y se pretenden llevar a cabo obras que si bien no se realizan por la enorme ineficiencia administrativa van contra la misma ciudad, como el túnel bajo nivel en 1 y 32, a espaldas del Concejo Deliberante, que permitiría el ingreso del tren eléctrico del siglo 21,  a nivel a 1 y 44,  con un sistema del siglo 19,  que fracturará definitivamente la trama urbana de La Plata.

Lamentablemente los muy bajos niveles de eficiencia son parejos en todas las áreas y todos los vecinos esperamos que en algún momento la gestión arranque. Nosotros hemos tratado de ayudar de todas las formas posibles, presentamos 57 proyectos que resumimos en el recientemente publicado e-book “Rendición de Cuentas 2016”, pero es imposible hacerlo cuando el receptor se niega a recibir ayuda, no sabemos por qué.

Por todo eso es que decimos que Julio Garro, hasta ahora, ha sido una gran decepción.

 

(*) La autora del artículo es concejal UCR en Cambiemos.

Compartir

Comentarios