Advierten que la lluvia y el calor pueden agravar riegos de hantavirus

Después de la tormenta de ayer, el Ministerio de Salud profundizó la campaña de prevención. Los pacientes platenses evolucionan favorablemente

Por: Infoplatense | Martes 10 de Enero de 2017

Los riesgos de propagación del hantavirus, la enfermedad que transmiten los ratones colilargos, se potencian con las lluvias intensas y el calor. La advertencia la lanzó el ministerio de Salud, después de la tormenta ocurrida el lunes en nuestra ciudad y el sostenimiento de las altas temperaturas de hoy.

“Las intensas lluvias de las últimas semanas incrementan el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por roedores, como el hantavirus y la leptospirosis”, advirtió la cartera sanitaria en un comunicado.

Agregaron que con lluvias importantes, los ratones se desplazan en busca de zonas más altas, para resguardarse, y así crecen las posibilidades del contacto con los humanos.

La advertencia llega después de que en los últimos días se registraran tres casos de hantavirus en distintas zonas del partido de La Plata, y está acompañada de una serie de recomendaciones de medidas de prevención.

Según el último reporte, los pacientes platenses evolucionan favorablemente, pero la enfermedad puede provocar cuadros severos por lo que “es clave tomar medidas de prevención”.

Los especialistas del ministerio de Salud provincial explicaron que el hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta. Los ratones de campo –principalmente los colilargos– lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina.

Las recomendaciones

“Los virus hanta se contraen por inhalación de partículas suspendidas en el aire a partir de excrementos y orina del roedor infectado. Por eso, es clave no barrer en los ambientes donde pudo haber ratones. Primero se debe ventilar el ambiente, luego mojar con agua y lavandina y limpiarlo mediante el baldeado”, explicó el director provincial de Epidemiología, Iván Insúa.

Para prevenir el hantavirus, no se debe entrar en contacto con la orina y excrementos de las ratas y evitar la acumulación de basura. También se recomienda utilizar guantes y botas para desrratizar, no bañarse en aguas que pudieran estar contaminadas y evitar transitar por lugares donde haya barro, porque es probable que allí exista orina de roedores.

Los síntomas que deben motivar la consulta con un médico son similares a los de una gripe: fiebre, decaimiento, dolores de cabeza, cefalea, tos y vómitos.

Otros consejos

  • - Evitar la presencia de roedores en el domicilio y alrededores y el contacto con sus secreciones
  • - Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías, mantener la higiene con agua y lavandina, colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.
  • - Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones, depósitos). Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo húmedo antes de ingresar.
  • - Realizar la limpieza (pisos, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada diez de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.
  • - Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.
  • - Si se encuentra un roedor vivo: usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no intentar tocarlo o golpearlo). Consulte en el municipio si se dispone de un servicio de control de plagas.
  • - Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.

 

El tratamiento

Aquellos pacientes con síndrome cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidos en establecimientos hospitalarios, de preferencia con unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica. No existe un tratamiento específico.

Compartir

Comentarios