Las propuestas de Eric Simonetti, el candidato de Izquierda al Frente

El postulante a concejal de uno de los sectores de izquierda traza para Infoplatense su mirada sobre los problemas de La Plata y delinea sus propuestas para solucionarlas. El desempleo y pobreza encabezan el ranking.

Por: Infoplatense | Viernes 20 de Octubre de 2017

AUDIO

A menos de dos semanas de las elecciones generales, el candidato a concejal en primer término por Izquierda al Frente respondió para Infoplatense un cuestionario sobre los principales temas y problemas de La Plata y delineó sus propuestas para solucionarlos en caso de ser electo.

-¿Cuál es el principal problema del cual ocuparse en La Plata?

-El principal problema es la desocupación y el trabajo precario. El desempleo en la región trepó a más del 10%, mientras miles de trabajadores lo hacen en negro y de forma precaria e inestable. Esto eleva la pobreza, empujando a miles de jóvenes a la marginación social.

-¿Qué propuestas tiene para solucionarlo?

-En primer lugar planteamos la prohibición de los despidos, el pase a planta permanente de todos los cooperativistas del Estado y en todas las empresas radicadas en nuestra Ciudad y aumento general de salarios para que no haya ningún platense bajo la línea de pobreza.

-¿Qué estrategias debiera darse la Ciudad para generar empleo?

-Para crear empleo el Estado debe realizar un Plan de Viviendas en toda la periferia sobre la base de una Tasa Municipal a las grandes empresas constructoras e inmobiliarias. Plan de Vivienda que implica apalancar el aparato productivo de la región, generando más fuentes de trabajo.

-¿Cómo incentivaría a los sectores productivos?

-El incentivo debería darse sobre la base de una fuerte inversión del Estado en obras públicas y vivienda para la periferia de la Ciudad. Al mismo tiempo hay que otorgar subsidios y créditos accesibles a la agricultura familiar del cordón flori-frutihortícola de la región para salir de la crisis en la que está sumido y potenciar su desarrollo. Por otro lado deberían estatizarse los servicios públicos como el agua, la luz, el transporte y la basura y comenzar un proceso de inversión estatal que desarrolle estas áreas centrales para abastecer las necesidades de la población trabajadora.

-¿Con qué propuestas desarrollaría políticas de contención para la pobreza?

-En la Ciudad uno de cada tres habitantes es pobre. La principal manera de combatir la pobreza es operando un cambio global del sistema social, porque lo que la genera es la obscena concentración de riqueza en pocas manos. Situación que no puede ser abordada a partir de lo local, sino nacionalmente. Para eso planteamos nacionalizar las grandes palancas de la economía, como las tierras de los grandes propietarios, las multinacionales, las empresas privatizadas de servicios y poner su producción en manos de los trabajadores y al servicio de las necesidades de la mayoría de la población. No hay solución parcial ni cosmética para un problema estructural. El cambio debe ser entonces de la estructura económica del país.

-¿Cómo abordaría el déficit habitacional?

-La Ciudad de La Plata adolece de una contradicción irracional: al mismo tiempo que más del 40% de la población no tiene vivienda propia encontramos que casi el 20% de los departamentos y casas de la ciudad están deshabitados. Hay más de 100.000 platenses que viven en lugares donde no hay condiciones dignas, configurando más de 120 asentamientos en la región, de lo más alto en la provincia. Lo que nos llevó a esto fue la voracidad empresarial de las constructoras que concentran la construcción de edificios en el casco urbano, elevando el precio de los inmuebles y los alquileres. Esto fue empujando a miles de trabajadores a la periferia, a vivir en casas precarias y/o asentamientos. Por eso proponemos un giro político en esto: reorientar el desarrollo urbano hacia la periferia mediante un Plan de Viviendas sobre la base de una Tasa Municipal a las grandes empresas constructoras e inmobiliarias. También planteamos un impuesto a la vivienda ociosa y la regulación del Estado en los precios de los alquileres para que no suban nunca por encima de lo que fijó el salario promedio de la última paritaria. 

-¿Cómo califica el servicio que prestan las empresas Edelap, Camuzzi y Absa?

-El servicio de las empresas privatizadas es desastroso. Edelap no ha hecho más que ganar plata pero sin invertir lo necesario para que deje de cortarse la luz cuando hace calor o frío. En la periferia de la Ciudad los cortes son muy frecuentes y hay una baja calidad del servicio por el tendido de cables precario. Con el gas hay un déficit enorme; hay miles de vecinos que aún no tienen conexión de gas y la garrafa no para de subir. El broche de oro fueron los tarifazos que viene aplicando Macri que aumentan la ganancia de las empresarias pero el servicio no mejora. Planteamos el fin de la concesión de estos servicios y que vuelvan al Estado bajo una administración organizada por sus propios trabajadores, asociaciones de profesionales del área y vecinos de los barrios.

-¿Qué modificaciones incorporaría al Código de Ordenamiento Urbano?

-Lo primero que hay que hacer es derogar el actual COU y abrir una instancia colectiva de debate público sobre qué Ciudad queremos. Trazar un plan de Ciudad al servicio de las necesidades de las mayorías sociales debatido y resuelto por el conjunto de instituciones de la región, como los sindicatos, la UNLP, las Asambleas de Inundados, de defensa del medio ambiente y el patrimonio histórico y cultural, excluyendo de su confección a los empresarios de la construcción para que no sean quienes definan las políticas urbanísticas en función del lucro. El principal eje vector de nuestra propuesta se ancla en un desarrollo urbano en extensión horizontal que, partiendo de poner un límite al desarrollo en el casco, se priorice la periferia. A partir de esto impulsar la construcción de viviendas dignas, escuelas y salas de atención primaria en cada barrio. Es decir, poner como orientación de un nuevo COU las necesidades del pueblo trabajador y no de un puñado de empresas constructoras como es hoy en día.

-¿Qué habría que hacer para solucionar los conflictos que plantea el tránsito? ¿Cómo considera que debe ser la gestión del transporte público y qué modificaría para que sea más eficiente?

-El tránsito tiene varios problemas en la Ciudad. Por un lado está el del transporte público que pone a la periferia en una situación desventajosa: muchas veces hay que tomarse dos micros para ir a trabajar, hay poca frecuencia, pocos vehículos, a pesar de los tarifazos de los últimos tiempos. Planteamos que deje de ser un negocio en manos privadas y pase a manos del Estado con una administración de trabajadores y usuarios que haga del transporte un servicio social y no un agujero negro de subsidios del Estado al empresario.

El otro problema es la saturación de vehículos privados en el centro, lo que lo hace intransitable y ha aumentado la cantidad de accidentes de tránsito. Proponemos que sobre la base de mejorar el transporte público y que crezca su elección por parte de la población, hay que generar políticas que desalienten el uso de los vehículos privados para ir al centro. Por ejemplo, como se hace en muchas ciudades del mundo, restringir el ingreso en el microcentro en determinados horarios.

-¿Cuál cree que es la mejor opción para la llegada del tren eléctrico a La Plata? (soterramiento, paso a nivel, otro…)

-Como señalan distintos profesionales, arquitectos e ingenieros, y los vecinos de los barrios de zona norte, Tolosa, Hipódromo, la mejor opción sería el soterramiento del tren. Esto dejaría atrás más de un siglo de fractura urbana que parte en dos la actividad del barrio y genera todo tipo de trastornos en el tránsito, para los chicos que van a las escuelas de la zona, el paso de ambulancias, el congestionamiento constante, etc. Sería un oportunidad histórica perdida no hacerlo y en su lugar hacer algún paso bajo nivel que bloquee esta posibilidad quizá para siempre.

-¿Conoce el proyecto del nuevo sistema de recolección de residuos? ¿Qué opina?

-El nuevo proyecto no modifica lo sustancial del anterior: Garro quiere que siga en manos de una empresa privada, cuando un servicio social como la recolección de los residuos no debería ser un negocio. Hoy en día la Municipalidad gasta millones de pesos por mes para financiar la recolección privada cuando podría utilizarse ese dinero para invertir en un sistema propio que garantice la recolección en todos los barrios, y no sólo con prioridad en el casco. En muchos barrios periféricos la basura se acumula por la poca frecuencia. Al mismo tiempo hay que avanzar en integrar en el proyecto a los trabajadores carreros que recolectan los residuos reciclables y no son reconocidos por el Municipio como lo que son: trabajadores que deberían tener todos los derechos, como un trabajo estable, con un salario igual a la canasta familiar, obra social, vehículos adecuados e instrumentos de trabajo. Finalmente planteamos que hay que pasar a la planta permanente del municipio a todos los cooperativistas que hacen tareas de limpieza con un salario igual a la canasta familiar.

-¿Cómo ve la evolución de las obras hidráulicas? ¿Cree que La Plata está hoy a salvo de una inundación como la de 2013?

-Las obras hidráulicas vienen muy lentas, mostrando que tanto Bruera antes y Garro ahora no priorizan esta necesidad. Pero inclusive, según los expertos en el tema, si se terminan las actuales obras no están previstas para contener una lluvia como la de abril de 2013. El plan de obras diseñado sólo puede ayudar a alivianar una lluvia así. Por eso hay que continuar con más obras pero también avanzar en la implementación del plan de contingencia para situaciones de inundación, así como instrumentar en el sistema educativo regional esta temática para ayudar a generar una conciencia mayor de esta situación.

-¿Aprueba el sistema actual de cooperativas para la prestación de servicios? ¿Qué haría en ese aspecto?

Planteamos el pase a planta permanente de todos los trabajadores cooperativistas. Con empleo estable, salario igual a la canasta familiar, buenas condiciones de trabajo y equipamiento adecuado para ejercer las tareas.

-¿Qué haría con la denominada “zona roja” de la ciudad?

-Las compañeras que se encuentran en situación de prostitución lo hacen escapando de unas condiciones de vida de pobreza que incuba el sistema económico. Por eso la salida que planteamos es que el Estado otorgue una vivienda y un trabajo digno con buen salario. No podemos naturalizar la prostitución como una “salida laboral”. Para nosotros se trata de una relación de explotación sexual hacia la mujer y la colectiva trans y travesti, no producto de una libre elección. Por eso queremos una sociedad donde nadie tenga que alquilar su cuerpo sino vivir en buenas condiciones.

-¿Qué opina de la policía local?

-La policía local sólo trajo más represión en los barrios y nada de seguridad. Planteamos su disolución. Han demostrado ser parte del problema que se vincula con el hostigamiento y persecución a los jóvenes, que regentea el negocio de la droga, entre todos.

-¿Cómo se podría mejorar la seguridad desde el municipio?

-La seguridad vendrá de políticas de empleo, de contención social en los barrios, de eliminar la desigualdad monumental entre ricos y pobres. Lo más inseguro hoy en día es el empleo y la falta de perspectivas que tiene la juventud.

-¿En qué tema considera que usted puede aportar más como concejal?

Creo que podría llevar la voz de los sectores de la sociedad que están excluidos del sistema político. De los obreros, los docentes, los estatales, de los miles de estudiantes de las escuelas y universidades, de los que trabajan en la economía informal, los carreros, las mujeres que luchan por sus derechos, de los que se organizan para defender el medioambiente y el patrimonio urbano de la Ciudad. Podría ser un vehículo para llevar al Concejo las demandas que surgen desde abajo, trabajando codo a codo con ellos, en sus luchas y en la elaboración de sus proyectos.

Compartir

Comentarios