"Renzo fue mi gran maestro y tenía una proyección de vida maravillosa"

Ángela, la mamá del nene de 7 años que murió al caer desde un séptimo piso en La Plata, recuerda a su hijo y pide la detención de su padre. Dice estar convencida de que es responsable de lo ocurrido.

Por: Infoplatense | Sabado 11 de Noviembre de 2017

Ángela Donato lleva la foto de Renzo, su hijo de siete años, estampada en su remera blanca. Va y viene por la vereda de las fiscalías platenses, en 7 entre 56 y 57. Parece entera pero el drama le corta la voz apenas empieza a hablar. Hace un mes perdió al niño a quien ante Infoplatense define como su "gran maestro" en un episodio que está siendo investigado por la justicia. Lo que en principio apareció como un accidente ahora está sospechado de ser un homicidio. Y el foco de la investigación es su propio padre para quien la mujer reclama la detención inmediata-

El 10 de octubre, el niño cayó desde el séptimo piso al patio interno del edificio de 9 entre 55 y 56 donde vive el hombre, quien a través de una medida cautelar logró que la Justicia impida la difusión de su identidad. La versión inicial indica que Renzo, quien tiene síndrome de Down, intento atrapar un juguete que se le cayó y que por eso el también perdió el equilibrio. Hubo pericias y según sugirió el fiscal Marcelo Romero, quien entiende en la causa, la última, la reconstrucción del hecho con un muñeco, complicaría la situación del padre.

-¿Cómo era Renzo?

-Era un nene normal. Estaba cursando el segundo grado y era feliz. Le encantaba la escuela. Jamás le escuché decir que no le gustaba ir a la escuela. Últimamente estaba más pícaro, más grande. Lo últmo fue que no quería escribir el día en que estaba en el cuaderno, entonces su acompañante le decía no salís al recreo, y él se lo bancaba. Entonces él entendía las consecuencias de sus actos. Y él me lo contaba. Yo le preguntaba y el me lo contaba por qué no lo dejaron salir al recreo. Renzo fue mi gran maestro.

-¿Por qué la consigna que levantas es "el síndrome de down no mata"?

-Porque es así. Cuando yo leí la primer nota en los diarios que titulaban "nene con síndrome de down cayó del séptimo piso", a mí me dolió mucho eso, porque él era Renzo. El síndrome existe, y él lo tenía. Pero para mi es un orgullo porque Renzo venció todos los prejuicios que hay sobre el síndrome, incluso los que yo misma tenía cuando nació. Entonces no me molesta, pero hay que hablar de Renzo, de ese nene de 7 años que estaba organizando su cumpleaños número 8 (los cumpliría el 18 de noviembre). De ese nene que iba a la escuela y tenía amigos, que iba por la vida ganando, que tenía una proyección de vida maravillosa. Si el padre se lo hubiera permitido hubiera llegado a ser un gran hombre, algo que el papá no es y que jamás  va a llegar a ser. 

-¿Que reclamás en la movilización?

-Estoy pidiendo la detención del padre de Renzo y su pareja, porque después de lo que vimos ayer (por el jueves 9 de noviembre) en la reconstrucción, más otras pruebas, ya tendría que estar detenido. No se puede seguir esperando más pruebas. Si pensamos bien y es inocente, él más que nadie tiene que desear que esto se esclarezca, porque el nene es su hijo. Yo no estoy disconforme con el fiscal Romero, al contrario, sé que hay trabajado impecable, y está trabajando al punto que hizo todas las pericias a tiempo. Lo que pasa es que los tiempos de la Justicia por ahí para mi son muy lentos.

-¿Qué es lo que a vos te lleva a pensar en que el padre tienen responsabilidad en lo que ocurrió?

-El papá del nene es un violento. Hay testimonios de vecinos que dicen haber sido agredidos, o que le mataron su mascota y la tiraron al mismo patio donde tiraron a Renzo. Tiene antecedentes conmigo también, me seguía, rompía cosas en casa. Una vez me buscó hasta que me golpeó y yo hice la denuncia. Después de eso le pusieron la perimetral.. Esto fue afines de noviembre del año pasado y se venció en febrero, y como no había habido otros actos de violencia no se renovó. Si esa perimetral se hubiese renovado hoy Renzo estaría vivo.

-¿Después de la muerte de Renzo volviste a hablar con él?

-Eese día me llamó por teléfono para decirme que Renzo se había caído del balcón y después me cortó. Cuando fue el velatorio le pedí que respetara a Renzo y que viniera a darle el último beso porque Renzo lo amaba . Me dijo que sí, que iba a ir con su familia y yo le aseguré que iba a tener el tiempo necesario para despedirse de su hijo. Pero al final no vino y mandó a su mamá, a su hermana y a una amiga. A la mamá yo le pedí que me explique cómo había sido lo ocurrido con Renzo y ella me dijo que fue una fatalidad, un instante. que me podía pasar a mi. Yo le respondí que no, que a mí no me podía pasar eso, porque de hecho no me pasó en casi ocho años. Desde entonces desaparecieron, con un desprecio por Renzo y por mí que soy la mamá. Yo les entregué a Renzo vivo y ellos me lo devolvieron muerto, así que por lo menos pido respeto por esta mujer que crió a Renzo a pulmón. Yo nunca le enseñé a Renzo a odiar y era la única que podía hacerlo. Jamás le hablé mal de su familia paterna pese a que tengo muchas cosas para decir.

-¿Y cómo era la relación del padre con Renzo?

-Era absolutamente indiferente con el nene, de hecho no fue ni siquiera a la reconstrucción del hecho, así fue siempre. Sólo se mostraba afectuoso con él cuando lo miraba, pero nunca se interesó por él. Diría que nunca lo conoció. Ha participado en alguna que otra reunión en la escuela, pero ni siquiera escuchaba. El creía que Renzo concurría a la escuela especial porque tengo una prueba que fue a averiguar los días en que Renzo concurría, cuando Renzo siempre estuvo escolarizado en una escuela común, el Normal 3, aunque sí coordinando en la integración con una escuela especial. El padre estaba pidiendo la tenencia de su hijo y ni siquiera sabía que su hijo venía a una escuela común.
 

Compartir

Comentarios