Concejal oficialista contra el pliego de la recolección: "El servicio no cambia"

Se trata de la radical Florencia Rollié, que desgrana una serie de observaciones críticas sobre el proceso de licitación remitido por el intendente Garro. Sostiene que no hay ninguna diferencia con el servicio que se presta actualmente y alerta sobre el riesgo de monopolización.

Por: Infoplatense | Jueves 23 de Noviembre de 2017

La concejal Radical en Cambiemos, Florencia Rollié, siempre crítica a la gestión del intendente Julio Garro, presentó por escrito un texto con sus observaciones sobre el pliego de licitación del servicio de recolección de residuos remitido por el Departamento Ejecutivo. Entre otras cosas cuestiona que no existen diferencias sustanciales con la prestación actual, critica la diferenciación entre casco urbano y periferia, y alerta sobre el riesgo de monopolización.

Rollié cuestiona que del pliego "no surge claramente expresada la voluntad de evolucionar a un servicio moderno dejando de lado un sistema de los años 30 del siglo pasado, por cuanto el mismo no define, entre los tipos prestacionales obligatorios ninguna diferencia con el que existe en la actualidad".

Hace referencia a un informe elaborado por la Universidad Nacional de La Plata del 14 de noviembre de 2017 en el que se deduce que el concepto utilizado para el tratamiento de los residuos es de hace 50 años cuando a los mismos se los consideraba "basura" y no el actual que le da el valor de "recursos". Por esta cuestión es que según Rollié, el servicio previsto sólo se ocupa de la recolección y no del tratamiento integral. 

"Por esa razón es que el pliego es como los utilizados en la década del ´80 excepto en las concesiones eclécticas como una contenerización que no tiene aplicación efectiva sobre la totalidad del territorio", asegura el texto presentado.

La concejal radical explica que es tanta la similitud del pliego en consideración con la actual prestación existente en la ciudad, que como consta en medios periodísticos y en el diario de sesiones del Concejo Deliberante, "este pliego ha sido definido por funcionarios de máximo nivel como 'el pliego de Esur', nombre de la actual empresa prestadora del servicio, lo que no deja de entorpecer la sana voluntad a la hora de la toma de las decisiones acerca de a quién adjudicar cuando se realice la licitación". 

Resalta además que la carencia de un precio testigo o valor de licitación de referencia hace "imposible valorar el interés público en juego en la misma a partir del impacto que los contribuyentes deberán abonar por el servicio y por ende de la conveniencia para el municipio, dejando en manos de las empresas la resolución técnica de la prestación y también el precio, sin parámetros comparativos en ambos casos, lo que la transforma en la única licitación con estas características en la República Argentina".

Pero en su texto, la concejal radical suma aspecto que pretende sean integrados al pliego. Uno de ellos es una cláusula anticorrupción con la que busca, "para garantizar el funcionamiento futuro en el marco de los parámetros de transparencia que se utilizan en la actualidad, al efecto de evitar la sospecha de acuerdo entre la empresa prestadora y los funcionarios municipales".

En ese sentido propone hacer efectivas las acciones que se definen como potenciales o libradas al arbitrio del municipio "porque si eso no ocurriese el pliego define el mismo servicio que se tiene en la actualidad, excepto algunos cambios simbólicos".

Apunta, por ejemplo, a las dos zonas en las que se divide la licitación del servicio, que "son manifiestamente asimétricas en cuanto a población cubierta, densidad poblacional, definición socio-económica, costo de la prestación o tipología del servicio".

Reclama entonces que el sistema de contenerización incluya a todas las localidades del partido de La Plata tal cual sea plantea para el casco, en 5 etapas en 10 años. "Los contenedores en el micro-centro deben plantearse ya como una exigencia que sean soterrados,  que la contenerización de la bolsa verde, se desarrolle en los mismos términos que la de residuos habituales (10 años, 5 etapas), que el pliego debe garantizar la existencia de los puntos verdes así como también su ubicación y tareas afectadas entre las cuales debería considerarse especificidades como recepción y tratamiento", plantea.

También reclama que los puntos verdes sean gestionados por cooperativas de recicladores urbanos como en CABA y cuestiona que el valor del pliego de $500.000 establece un escollo de entrada exagerado y no favorece la participación. Y plantea que el artículo de transferencia del contrato es "llamativamente exiguo y no guarda punto de comparación con ninguno de este tipo en el país".

Pone en tela de juicio al artículo 38 que reserva al Departamento Ejecutivo la adjudicación de cada zona a la mejor oferta. Eso "enerva el poder adjudicatario del Concejo Deliberante que la Ley Orgánica le concede, reduce los mecanismos de transparencia y genera una  condición subjetiva por cuanto no determina cómo se juzga 'la mejor oferta', convalidando que una empresa puede resultar adjudicada en ambas zonas", afirma Rollié. Esto, interpreta la concejal de Cambiemps, "cambia la costumbre existente en todo el período democrático desde 1983 en los que siempre la adjudicación fue votada por el Concejo Deliberante".
 

Compartir

Comentarios