Proponen que no sea quemado el muñeco de fin año que gane el concurso

Es un proyecto de ordenanza que además contempla la creación de un paseo donde las estructura de madera, cartón y papel no se destruyan y sean expuestas en un circuito turístico.

Por: Infoplatense | Miércoles 13 de Diciembre de 2017

El Concejo Deliberante de La Plata se dispone a tratar un proyecto de ordenanza que dispone que el muñeco de fin de año que resulte ganador en el concurso municipal no se pierda en la tradicional quema, sino que su destino sea un circuito o paseo turístico donde quede en exposición.

La medida, presentada por la concejal de Cambiemos, Raquel Krakover, puede generar polémica en algunos sectores, especialmente en aquellos constructores de momos defensores a rajatabla del ritual de la quema, que sostiene que las llamas no solo devoran el estructuras de papel, sino que también queman el año que está terminando y auguran tiempos mejores para el que está llegando.

Concretamente sostiene en su artículo 2 que "el 'muñeco de fin de año' que resulte ganador no podrá ser objeto de quema alguna, disponiéndose su alojamiento y exposición al público en general, en un espacio físico a determinar por el Departamento Ejecutivo".

Al fundamentar la iniciativa, la concejal en cuestión admitió ante Infoplatense que el ritual existe, pero que podrá seguir realizándose con el resto de los muñecos. "Sería exclusivamente para el ganador", dijo. "No veo por qué si se le entrega un premio, haya que quemarlo sí o sí".

Considera en cambio con esta idea puede estimular a los constructores a mejorar sus producciones para sumarse a ese suerte de galería de muñecos premiado que crecería con el paso de los años.

"Me basé en algunas ciudades europeas en las que hay este tipo de concursos y buscan preservar las obras para que sean disfrutadas y no se pierdan", indicó Krakover.

Agregó que esta ordenanza puede ser complementaria con la prohibición de colocarl pirotecnia en las estructuras. "Sería un modo de distinguir se algún modo a los que los diseñan y los construyen".

El objetivo sería hacer un circuito turístico, con algún trabajo de mantenimiento para que los muñecos resistan al aire libre. La República de los Niños es para la concejal un espacio viable para ello "Tal vez en el futuro hasta se puede pensar en un museo", indicó.

Krakover proyecta el futuro a partir de esta iniciativa. "Con el paso de los años vamos a ir teniendo más muñecos que por su belleza es una pena que se quemen y desaparezcan". 

Entre los fundamentos cita como antecedente a la tradicional fiesta de las “Fallas de Valencia”, que va desde el 15 al 16 de Marzo, donde hay monumentos satíricos, realizados con materiales combustibles, que se montan en las plazas y principales cruces de calles de la ciudad, exponiéndolos al público durante varios días y que se queman en la noche del 19 de marzo, festividad de San José, y que también son hechos por artistas falleros y son posibles gracias al esfuerzo de los vecinos de cada barrio. Explica entonces que "mediante una votación popular se premia aquel ninot que, por su belleza o su gracia e intención satírica, el público lo considera merecedor del indulto del fuego. Los ninots premiados cada año se incorporan al  Museo Fallero. Junto a las fotografías de las mejores fallas y a los carteles anunciadores que han ganado el concurso, conforman los fondos del Museo y el patrimonio de la cultura popular y de esta fiesta mayor que son las Fallas de Valencia".

Compartir

Comentarios