Martes de agua: un dúo para sumergirse en un mundo de colores

Mariángeles Betervide y Martín Casado presentarán este jueves, en Azulunala, su segundo disco de estudio: Circular.

 

Por: Infoplatense | Martes 05 de Diciembre de 2017

VIDEO RELACIONADO

Martes de agua es “un dúo muy potente, un dúo que no se parece a ningún dúo” y que este jueves mostrará, por primera vez, su segundo disco de estudio: Circular. La cita con Mariángeles Betervide (voz y teclados) y Martín Casado (batería, Tinchofón, guitarra, programaciones y voz) es a partir de las 21, en Azulunala (69 N° 864 e/ 12 y 13).

Circular tiene un poco que ver con el hecho de volver a hacer un disco después de un tiempo que, por nuestras actividades musicales laborales por afuera de Martes de agua, nos impedían seguir tocando. Y la idea de volver a tocar, de hacer un disco, y de cierto retorno a cosas buenas y malas que suelen pasar, decidimos que Circular era un buen nombre para el momento del dúo y para el disco”, reconoció el integrante masculino en charla con Infoplatense, en cuanto a la elección del título de su nuevo material.

-Dicen que este álbum muestra “el lado crudo del dúo”: ¿A qué se refieren puntualmente con eso?

-Dijimos que muestra el lado crudo porque, a diferencia del disco anterior (N. de R.: Martes de agua), que es un disco en el que si bien somos un dúo, tuvimos la oportunidad de grabar con muchos instrumentos, tuvimos muchos invitados y también grabamos muchas cosas, entonces el disco suena como si fueran muchas bandas tocando en cada uno de los temas. En cambio, este segundo disco fue pensado más crudo en eso, el dúo es Mariángeles que canta y toca el teclado, pero fundamentalmente que canta, y yo que toco la batería. Y la idea es que se note en el disco la crudeza de esas cosas solas, o que sean lo que más presencia tienen en el disco: la voz y la batería. Además, los temas son un poco más rockeros y crudos. Que se note que somos dos y que está todo hecho entre nosotros dos y nada más.

 

Del estudio al vivo

“Estamos ensayando mucho y justamente la idea del disco es que se parezca lo más posible a los que después íbamos a hacer en vivo, a diferencia del anterior, que tuvimos que cambiar todas las versiones para después tocarlas entre dos personas”, precisó Martín, en cuanto a la preparación del recital que brindarán en este jueves pre-feriado. “En esta ocasión es prácticamente lo mismo, se parece bastante el disco a lo que será el vivo, entonces en ese sentido nos resultó más sencillo. Pero, como no solamente está la música, porque queremos trasladar el clima del disco, la fotografía, la producción que se hizo, trasladarlo al concierto, entonces estamos laburando con otra gente que nos está ayudando, laburando en equipo para trasladarlo al concierto”, aclaró. Las fotografías de Circular estuvieron en manos de Bernardo Greco, quien también hizo la tapa del primer disco y quería hacer unas imágenes “de ese tipo”, por eso realizaron la producción con anticipación, y luego les sirvió para utilizar en este disco.  

 

Recuerdos

Desde hace seis años que Martes de agua está en el ruedo. El dúo se conformó allá por febrero de 2011, cuando se unieron ambos músicos residentes en nuestra ciudad (aunque ella es oriunda de Pehuajó). Al momento de consultarle a Martín Casado qué recuerdos tiene de esos comienzos y cómo se ven posicionados en la actualidad, ya con dos discos en su haber, el también baterista de Lisandro Aristimuño (que justamente participa como invitado en el álbum, al igual que Gisela Magri) dijo: “los recuerdos son muy lindos, porque empezamos casi jugando, grabando canciones y subiéndolas en ese momento a MySpace, no me acuerdo bien… Las subíamos ahí, y la gente a partir de eso nos demandó y eso lo transformamos en una cosa de salir a la calle a tocar. En principio solo era hacer canciones y subirlas. Y por suerte fue creciendo un montón, hemos viajado mucho por todo el país, después por otras cuestiones laborales tuvimos que poner en standby el proyecto un tiempito y ahora nos vemos con mucha proyección y con ganas de volver a todos esos lugares donde estuvimos tocando por el resto del país. Y, obviamente, ya estamos haciendo canciones para el próximo disco. Y estamos con muchas ganas de tocar el disco nuevo, que ahora lo mostramos por primera vez”.

En cuanto a futuras presentaciones, el músico explicó que este año “estamos agotados” y que su único deseo tras el concierto del jueves es “tirarnos al agua”. Pero la agenda para el año entrante incluye shows en Capital,  Tucumán, “donde presentamos nuestro primer disco y volvimos varias veces, porque allá tenemos un público que nos espera”, y Salta, a donde llegan aprovechando el aventón de ir para el norte.

De regreso a los inicios, el baterista explicó por qué decidieron llamar Martes de agua a su proyecto musical: “fue un juego de palabras y una especie de mensaje esperanzador, porque en el estudio donde grabamos es un estudio rojo, que lo bautizamos estudio Marte y pensando en eso, y con la ilusión de que aparezca agua en Marte, que va a ser el lugar a donde nosotros vayamos como especie humana, a donde vamos a tener que ir a parar cuando terminemos de destrozar este planeta, así que es una suerte de nombre esperanzador”.

Hacia el final, dejó una invitación especial para los platenses: “en el concierto del jueves van a encontrar un dúo muy potente, un dúo que no se parece a ningún dúo, que suena realmente como una banda gigante y la idea es que se sumerjan en un espacio lleno de colores. Y que la flashemos juntos”.

 

Compartir

Comentarios