El Concejo aprobó el Presupuesto, la adenda para Esur y pliegos de la recolección

Son los tres temas con los que se despidió la vieja conformación de cuerpo deliberativo local. Este jueves juran los ediles electos en la elección del 22 de octubre.

Por: Infoplatense | Miércoles 06 de Diciembre de 2017

En una sesión cargada, por el contenido del Orden del Día pero también desde lo emotivo porque fue la última de algunos ediles de larga trayectoria, el Concejo Deliberante aprobó el Presupuesto municipal de 2018, una nueva adenda para que la empres Esur siga prestando el servicio de recolección de residuos hasta junio próximo y el pliego de bases y condiciones para la licitación del mismo. Este jueves a las 10 de la mañana juran los concejales electos.

El cálculo de recurso y gastos para la gestión del año que viene de Julio Garro fue, de los tres temas, el que más respaldo tuvo, con 20 votos a favor y tres en contra (los del bloque FpV-Nacional y Popular Florencia Saintout, Guillermo Cara y Gastón Castagneto). En los otros dos se repitió el esquema de 14 votos a favor y 9 en contra, con el dato destacado que fue el voto en contra de la radical rebelde Florencia Rollié con fuertes argumentos críticos a los expedientes enviados por el Departamento Ejecutivo.

En todos los casos, los expedientes tuvieron el acompañamiento del Frente Renovador y el GEN, coordinando acciones como parte de la alianza 1País. Entre ellos votaron dos históricos del cuerpo deliberativo local que se despidieron después de años trabajando desde su banca: José Ramón Arteaga y Oscar Vaudagna.

PRESUPUESTO

El año que viene Garro contará con un presupuesto de $6.321.135.960, un 40% más que el usado en 2017. Tiene una suba del 86% en la inversión en obras en tanto del total, 69% corresponde a gastos corrientes de la Comuna, mientras que el otro 31 por ciento está destinado a inversión directa.

Los aportes de Nación y Provincia son el respaldo del aumento interanual, y está asignado a las obras pública acordadas y al ajuste previsto de las tasas municipales en el proyecto de Ordenanza Fiscal e Impositiva que será tratada por la Asamblea de Mayores Contribuyentes.

El área que más partidas incrementa respecto al presupuesto de este año el de Seguridad, con un suba del orden del 63 por ciento. En tanto que otra área que también tiene una suba destacada es la de Control Ciudadano, con un aumento respecto del año anterior del 58 por ciento.

El proyecto se enmarca en las previsiones de un crecimiento económico del orden del 3,5%, una inflación del 16,6% y un tipo de cambio de 19,5 pesos.

Los aumentos en estas dos secretarías muestran el corte político que la gestión de Garro busca dar en 2018, con mayor adquisición de cámaras de vigilancia y patrulleros, así como personal dedicado al control de tránsito y del espacio público.

BASURA

Los otros dos proyectos aprobados en la sesión de este miércoles son considerados de vital importancia por la administración municipal y están vinculados entre sí. El primero de ellos es una "adenda" para que la empresa ESUR, cuyo contrato (producto de una adenda anterior) venció a mitad de año, pueda seguir prestando el servicio con un encuadre legal. Con lo aprobado ahora podrá seguir a cargo de la recolección hasta fines de junio de 2018 si es que antes no se concluye con el proceso de licitación que arranca con la aprobación de los pliegos, también aprobados este miércoles.

El pliego aprobado por el Concejo Deliberante guarda similitud con el sistema de recolección de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Se inicia así un proceso después de 16 años desde que se desarrolló la última licitación. 

Prevé la división de la ciudad en dos grandes áreas: la zona "A", que contemplará el casco urbano y el corredor norte, y la zona "B", que abarcará el sur y el oeste de la ciudad. Existe la posibilidad de que el trabajo sea realizado por dos empresas diferentes, una por cada sector.

La instalación de dos contenedores por cuadra, donde los vecinos tendrán que ir a depositar la basura, es otro de los ejes importantes contemplados en el pliego. La idea es que el sistema de contenedores se abra paso, junto al sistema de separación de residuos. En ese sentido, está previsto que cada contenedor reciba basura según dicta el sistema de clasificación. Así, un contenedor será destinado a los residuos habituales, mientras que el otro, de color verde, se utilizará para los residuos “secos” o reciclables.

En una primera etapa se va a exigir que todos los centros comerciales tengan un sistema de contenerización, para que los camiones lo enganchen, los vuelquen y vuelvan a ponerlo en su lugar. 

Será un proceso de selección abierto al plano nacional e internacional. Es decir, empresas argentinas y extranjeras podrán presentarse a la licitación, siempre y cuando cumplan con los requisitos previstos en el pliego. Incluso, la propia Esur podría volver a presentarse.
 

Compartir

Comentarios