Salarios: Nedela dio marcha atrás y los municipales arrancaron paro de 48 horas

El sindicato reclama un ofrecimiento que la Comuna revisó y, ahora, afirma que no puede pagar. La nueva propuesta fue rechazada. El jefe comunal denuncia que el peronismo opositor mete la cola. El 30% otorgado por Secco se vuelve un dolor de cabeza para la administración de Cambiemos.

Por: Infoplatense | Lunes 20 de Marzo de 2017

Los empleados municipales de Berisso arrancaron este martes un paro de 48 horas tras la frustrada reunión paritaria que mantuvieron con el intendente Jorge Nedela (Cambiemos), en la que rechazaron un aumento del 20% en dos tramos más una suma no remunerativa. Afirman que el jefe comunal había hecho una propuesta superadora del orden del 21 por ciento pero a la hora de firmar el acuerdo se desdijo. El mandatario, en tanto, sostiene que lo ofrecido es todo lo que puede dar y acusó al peronismo opositor de montar sus aspiraciones políticas sobre el reclamo legítimo de los trabajadores.

La negociación entre las partes comenzó semanas atrás con un ofrecimiento del 18% repartido en cuatro cuotas iguales a pagar en marzo, abril, agosto y febrero de 2017. Esa suma fue rechazada de plano “por insuficiente”. Marcelo Peroni, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales berissense, contó a Infoplatense que tras varias reuniones –celebradas siempre con la presencia del propio jefe comunal, además de su equipo técnico- el Gobierno ofreció, el jueves pasado, un aumento de 1.240 pesos al básico, $1.000 en concepto de refrigerio y $1.000 en el ítem asignación remunerativa, cifra que redondeaba un 21 por ciento aproximadamente.

“Esa propuesta mejorada fue puesta a consideración de los trabajadores y en asamblea se decidió aceptarla. Pero cuando vinimos a firmar el acta acuerdo el intendente dio marcha atrás. Nos dijo que esos números se le iban del presupuesto, que era imposible”, relató Peroni horas después de una nutrida movilización a las puertas del edificio comunal, este lunes por la tarde. “Discúlpenme, me equivoqué”, dice el sindicalista que les dijo Nedela al volver sobre sus pasos en la propuesta.

El nuevo y “último” ofrecimiento del Gobierno es 10% de incremento en marzo más $500 en concepto de refrigerio, más $500 de asignación remunerativa, y lo mismo (10%, más 500, más 500) en agosto, más un bono de 1.000 pesos no remunerativos. Los trabajadores rechazan ese ofrecimiento y exigen el cursado con anterioridad. El 30% ofrecido por el intendente Mario Secco (FpV) en el distrito vecino empioja la negociación: si bien los sueldos de Ensenada son algo menor, la comparación es inevitable. Por qué ellos 30 y nosotros 20 por ciento repartido de esa manera, arguyen los trabajadores comunales de Berisso.

Mientras los trabajadores blandían sus banderas y agitaban los bombos en la puerta del edificio municipal, el propio Nedela publicaba en sus cuentas personales de redes sociales el ofrecimiento rechazado. “Quiero dirigirme a ustedes con el objeto de transmitirles nuestra propuesta salarial en la que hemos estado trabajando para que sea viable y podamos cumplir con el pago de los salarios en tiempo y forma. Es mi compromiso el de estar de manera permanente trabajando por la ciudad, el bienestar de nuestros vecinos y el de nuestros trabajadores”, escribió Nedela adjuntado la propuesta salarial en un cuadro comparativo que distingue cuánto cobrará cada trabajador.

El intendente no niega haber vuelto atrás con la propuesta original aceptada por el sindicato de municipales. “Cuando hicimos los números finos nos dimos cuenta que no podíamos cumplir. Tenemos que ser responsables”, dijo Nedela a Infoplatense. Y más: “Se nos iba del presupuesto. No podíamos afrontarlo”, abundó, explicando que “las propuestas son parte de la negociaciones” pero el Municipio “de ningún modo puede comprometerse a algo que no podrá cumplir”.

Nedela elige destacar que la negociación se da con los tres gremios al mismo tiempo (ATE, UPCN y los municipales), “algo histórico, algo que no pasaba”. Y en ese sentido trazó una distinción entre los sindicatos: “ATE y UPCN veían como muy viable” el acuerdo, pero el problema es con los municipales. Nedela ve una mano negra del peronismo opositor “que hoy participó de la marcha” al municipio. “El panorama que vi hoy me da el indicio de que la oposición está azuzando para que no lleguemos a un acuerdo. Se han montado las aspiraciones políticas en el reclamo legítimo de los trabajadores”, criticó.

Esta noche, el jefe comunal continuaba reunido con sus principales funcionarios para “resolver qué hacer” de cara al paro previsto. Una de las cosas que más le preocupa en la recolección de residuos, “que no se realiza desde el viernes” y lo que implica “una situación sanitaria grave”.

La Comuna de Berisso tiene unos 1.500 empleados municipales. El sueldo de un empleado sin antigüedad es de $12.447 en bruto. Menos los descuentos, el trabajador se lleva al bolsillo unos %10.500.

Compartir

Comentarios