Nosotras paramos

Por: Estela Díaz | Martes 07 de Marzo de 2017

Este 8 de marzo nos encontraremos las mujeres del país y el mundo en una convocatoria a un paro de mujeres. Esta iniciativa política es algo novedoso respecto a las movilizaciones tradicionales para la conmemoración del Día Interncional de las Mujeres.Me gustaría desde esta perspectiva puntualizar algunas cuestiones que vienen sucediendo y debatiéndose en los preparativos del 8M.

En primer lugar hay una clara intención de poner en primer plano el trabajo de las mujeres. No sólo el que se realiza de manera remunerada, sino también ese que hacemos habitualmente y parecería que no es tal. Las mujeres somos trabajadoras y queremos debatir acerca de cómo lo somos y en qué condiciones lo hacemos. Es una pugna por el sentido de los 8 de marzo, pero también de cuáles son los temas que atañen  a las mujeres.

Solemos vivir dos simplificaciones: 1) banalizadora del día de la mujer, que pretende cual hecho comercial, regalarnos una rosa y decir feliz día. 2) Reducir los temas de género o mujeres a la cuestión de la violencia. 

Plantear las mujeres paramos, problematiza estas dos tendencias. No queremos ni trivialización, es una jornada de lucha; estamos decididas a denunciar la violencia, que se cobró 1 vida cada 18 horas en el último mes y medio. Pero tampoco podemos discutir cómo terminamos con la violencia, si no lo hacemos desde debatir todas las desigualdades que todavía nos afectan a las mujeres..Cuando se evalúan las brechas laborales, económicas y de participación pronto podemos darnos cuenta que sobran los motivos. Mucho más en un contexto de políticas neoliberales, que acrecienta las diferencias sociales y de género. 

Desde la CTA de los trabajadores y trabajadoras hemos adherido al Paro Internacional de las Mujeres y nos movilizamos este 8 en todo el país. Los sindicatos y organizaciones han definido las diversas modalidades de participación: paro, paro activo, asambleas, cese de tareas, jornadas de reflexión y debate. Empezamos al mediodía con el ruidazo en los trabajos, las casas y los barrios, para luego movilizarnos. Esta convocatoria se enmarca en una semana de grandes movilizaciones de trabajadores y trabajadoras, comenzando el lunes 6 con el Frente Educativo Nacional, el dìa 7 en el que nos movilizaremos todas las centrales sindicales en defensa de la industria y el trabajo argentino, para lograr este 8 también, una gran acción nacional, regional y mundial de reclamo por la construcción de sociedades más justas e igualitarias.

Por eso decimos este 8: Ni Una Trabajadora Menos, "Vivas y con trabajo digno nos queremos, con paritaria libre y sin techo, sin más violencia de género, con Milagro Sala Libre.

(*) Estela Díaz es Secretaria de Género de la CTA. Coordinadora del Centro Estudios Mujeres y Trabajo.

Compartir

Comentarios