Robaron otra parroquia y monseñor Aguer salió a reclamar seguridad

La capilla de Adoración Perpetua de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús fue profanada y robada. Delincuentes irrumpieron en el lugar y se llevaron la custodia y el Santísimo Sacramento. Héctor Aguer pidió al Estado que garantice "libertad para la Iglesia".

Por: Infoplatense | Miércoles 19 de Abril de 2017

La parroquia Sagrado Corazón de Jesús de City Bell volvió a ser víctima de un robo en el que profanaron la Custodia del Santísimo Sacramento, el recipiente donde se guarda la Ostia Consagrada, en la capilla de Adoración Perpetua. Es el segundo asalto que sufren en lo que va del año.

El hecho ocurrió este martes por la mañana, cerca de las 10, cuando un grupo  de delincuentes irrumpió en el lugar y se llevó el sagrado recipiente. En ese sentido, el Padre Hernán, párroco designado del lugar, aseguró estar "consternado" porque "la gente sufre mucho estas cosas". Asimismo aseguró que el Santísimo Sacramento es "el bien espiritual más preciado" que la Iglesia posee.

Según se informó, cinco delincuentes llegaron al lugar a bordo de una camioneta, rompieron el blindex y, ante las cámaras de seguridad, ingresaron a la capilla llevándose la custodia y el Santísimo Sacramento. El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, exhortó a los fieles a redoblar los actos "de reparación al Señor", al mismo tiempo que disparó "¿hasta cuándo será preciso esperar que podamos ejercer, sin estos atroces atentados, la libertad religiosa?"

Asimismo, Aguer aprovechó la ocasión para "hacer un Reclamo" a los poderes del Estado,  exigiendo que "cumplan" con la responsabilidad que les corresponde de "asegurar la vida y los bienes de la población, así como también la libertad de la Iglesia". 

Días atrás, un sacerdote católico que dormía en la casa parroquial de la Iglesia San Pedro, la más antigua de la ciudad de La Plata, había sido asaltado y golpeado por ladrones que le robaron distintas pertenencias. El hecho se registró en la parroquia ubicada en 651 entre 22 y 23 del barrio de Villa Garibaldi.

Compartir

Comentarios