La Salamanca festeja sus 33 años de vida

El cumpleaños de la peña más reconocida de la ciudad se traslada al Club platense para albergar a todos los que desean celebrar este aniversario. Luis Salamanca, en una entrevista exclusiva con Infoplatense contó la historia del espacio, desde sus inicios hasta la actualidad.  

Por: Infoplatense | Viernes 19 de Mayo de 2017

La historia de La Salamanca es una “historia familiar”. Y esa historia arranca muy muy atrás. Pero la historia de La Salamanca como peña cumple este viernes 19 de mayo 33 años y quién mejor que el propio Luis Salamanca para el relato de esa historia: “La nuestra es una historia familiar con raíces milenarias. Yo nací en Jujuy, pero mis padres, abuelos, bisabuelos y más atrás vienen de Bolivia, Perú, del Valle del Mantaro, en el alto Perú. Desde ahí hay una larga historia de migraciones, trabajos, traslados por trabajos, la familia se fue moviendo y dispersando un poco también. Entre esos lugares, al norte argentino. Desde ahí siempre fuimos herederos, por parte de madre y padre, de educación cultural y eso es lo que cimentó esta Salamanca que hoy sigue vigente y tiene continuidad en los jóvenes. Yo llegué a La Plata con 18 años, en el año ’79 y traje una valija muy pequeña. Entre la poca ropa que traje, había dos instrumentos, siempre digo que eso fue un anuncio, que yo era joven pero tenía la vibración interna de saber que eso era un resguardo de esa identidad, de esa cultura,  que yo iba a ir por el mundo y esa era mi fortaleza”.

Luis Salamanca comenzó así su narración. Infoplatense lo contactó especialmente con motivo de la celebración de los 33 años de la Peña, que se festejarán este viernes a partir de las 21 en el Club Platense (21 e/ 51 y 53). Sí, el aniversario se traslada porque esperan entre ochocientas y mil personas para la ocasión. La dupla Orellana- LuccaTomás Lipán, Milena Salamanca, La Instrumental Salamanquera, Jorge Víctor Andrada, Pilín Massei, Juanjo Abregú, Danzas de Raíz América y Pucará y Javi Caminos son los artistas que pasarán por el escenario en este cumpleaños.

-¿Qué recuerda de esas primeras épocas en la ciudad y del inicio de la peña?

- Fue difícil y hoy sigue siéndolo, porque este es un proyecto cultural a contramano de los proyectos del país. Durante la dictadura fuimos parte de la resistencia, había música en los centros de estudiantes, en la universidad, esos eran ámbitos donde se podía resistir a los embates. Nosotros fuimos parte de esos procesos, en el medio estuvo Malvinas que nos marcó, llegó la debilitación de la dictadura y la democracia incipiente… En todo eso la música fue la manifestación central. Por eso decimos que La Salamanca es un centro cultural, no la reducimos a la manifestación artística. Es un ámbito donde una persona se forma, donde pertenece, donde hay un ideario de territorio, que plantea valores, y donde podés educarte con valores colectivos. Nosotros fuimos educados así, mis padres, mis hermanos, somos una familia de artistas. Mi mamá era una gran cocinera y gran bailarina… Yo siempre miré eso de la parte de atrás, como organizaban esto y después me vi en ese lugar no solo como artista sino como realizador… Fue difícil porque en los ´80 estaba todo por hacerse, los más grandes van a saber entender, la violencia de la dictadura, su dominación y control… había miedo de aplaudir y de reír… Y la música fue un remanso, un refugio, un lugar donde encontrarse … Había pocos ámbitos para llevar a cabo esos sueños democráticos y ese despertar de la integración por Latinoamérica. Por primera vez en Argentina se vivía ese sentimiento así. En La Plata había muchos estudiantes de afuera: Uruguay, Chile, Perú y eso me maravilló. Encontrarme con esa ciudad me atrapó… y La Salamanca siempre fue un emprendimiento artístico pero con estos cimientos culturales.

 

El país, la ciudad, La Salamanca

“En nuestra época casi no había centros culturales, no con esta intencionalidad que por suerte hoy vemos”, continúa con su relato Luis. Y su relato no se limita sólo a estos 33 años de la peña, sino que abarca el contexto político y sociocultural del país y de la ciudad de La Plata. “A lo largo de estos tiempos los proyectos políticos de cultura fueron muy pocos, porque a veces se confunde cultura con manifestaciones artísticas… Para nosotros la cultura es construir sentido, es la idea de territorio, simbólico y geográfico, es la ideología que se gesta en la cultura… Y a veces te ponen un límite y poder tener este sentido en Argentina es confuso, es un universo de orígenes, y a su vez es un universo de confusiones, porque a veces el argentino hace gala de ser francés, español, de tener ascendencia escocesa, lituana… que no está mal, pero eso genera un desencuentro en cuanto a la identidad que no termina de cuajar”. Y deja bien en claro que “nosotros”, los argentinos,  tenemos orígenes indígenas, entonces “no podes formar un país siendo excluyente de personas con otro origen y eso es parte de esta cuestión de construcción cultural que alentamos: la integración. Argentina todavía no logra integrarse culturalmente, por eso surgen las disputas”.

-¿Por qué considera que sucede eso, que el país no logra integrarse culturalmente?

-Es algo relacionado a la matriz cultural que domina a un país como Argentina, que tiene una mirada para afuera, que en los medios se ve. Si ves la cantidad de música e información siempre la matriz que te educa o desarrolla pensamiento es de afuera. Es una disputa que sigue estando, con algunos cambios positivos … Nosotros siempre alentamos una evangelización al revés, porque con esa formación y esa herencia fuerte plantarse acá, en medio de ese universo cultural no es tan sencillo, pero por suerte fuimos forjando, gracias a la fortaleza de las raíces, construyendo un espacio que tiene una gran continuidad en los jóvenes, donde hay muchos proyectos musicales, es lugar inspirador.

Y si bien La Plata fue y es una ciudad hospitalaria, que nos permitió desarrollarnos, también fue hostil, porque no escapa a los estándares de las grandes capitales. Vuelvo al país y digo siempre que Argentina es un país con otras posibilidades, un país con posibilidades de desarrollo inmensas. Yo, gracias a la música, pude conocer muchos países y siempre compruebo que muchos países tiene sus fortalezas, pero vuelvo a Argentina y tiene un potencial inmenso y hace indigna la situación de desigualdades sociales, de las cuales somos responsables nosotros mismos, porque no deja de ser cuestión cultural que vemos, no la resolvemos y hay que ponerse en esa tarea superadora…

La Salamanca construye sentido, La Salamanca hoy sintetiza con fuerza no quedarnos en la comodidad de la manifestación artística sino que sale a la sociedad, a la discusión de sentidos cultural, de sentido social, procesos de los cuales tenemos que participar todos porque si no vienen los peores y ocupan esos lugares.

 

El Aniversario

En 1982 arrancó este proyecto, pero se llamaba Peña jujeña. Recién en el `84 empezó a incorporarse el nombre Salamanca, por eso en este 2017 se festejan los 33 años de la peña. “El lugar tuvo varias direcciones: empezamos en los clubes, recorrimos casi todos y La Salamanca con lugar propio arrancó en el `90, en calle 3 entre 47 y 48” recuerda Luis Salamanca, quien continuó con el raconto de espacios adoptados hasta llegar a su sede actual, en la esquina de 60 y 10. “Hubo algunas interrupciones cuando explotaba el país, o meses que no teníamos lugar, pero continuamos siempre. Estuvimos un período corto en diagonal 74 entre 48 y 49, de ahí unos meses a 9 y 49, casi 8 años y en el 2001, cuando fue la gran crisis, nos quedamos sin Salamanca. Esos fueron 2 años, pero nunca abandonamos el proyecto y nos refugiamos en la docencia: dábamos clases. Nunca abandonamos  y hacia 2003 pudimos establecernos en calle 60”.  Otro fuerte de la peña es haber creado un lazo importante con la gente de las provincias y eso ocurrió, según afirma el fundador, gracias a Cosquín: “Esto es un puente, es un orgullo que se sostiene  y a Cosquín vamos siempre desde hace 11 años, es un lugar de prestigio y allí llevamos la peña. Es un puente con los artistas y La Plata, que no tenía lugar y se lo hizo a partir de que fuimos, somos impulsores de músicos y grupos y muchos de ellos también vienen acá”.

-¿Cómo armaron el show para estos 33 años, con tantos artistas que han pasado por el espacio?

-El nuestro es un espacio con autonomía, nunca recibimos auspicios ni nada del Estado, de ningún gobierno, no porque reneguemos, sino en La Plata nunca hubo un proyecto cultural que estuvo en nuestro ideario. Algo cercano fue lo de Néstor (Kirchner) que convocó a la integración, siempre Argentina fue el país menos latinoamericano. Pero hay un pueblo anónimo, que es la nutriente de la cultura popular, y ahí nos paramos, es el que nos mantiene y nos sostiene. Por eso emprendimientos como el nuestro siguen vigentes, le dan vida a otras expresiones, dan movimiento. Todo gracias a la gran capacidad en el pueblo. Y eso se va a ver reflejado en el aniversario de este viernes. Allí va a estar el dúo de jóvenes Orellana- Lucca, son un grupo consagrado en Jesús María y Cosquín. Son jóvenes, herederos de la generación de Peteco, de Jacinto Piedra, son santiagueños. Viene Tomás Lipán, un referente importante, siempre nos acompaña y es padrino de Milena… Y va a estar Milena también, que está de gira y se vuelve directo para el aniversario. También tendremos a Juan Saavedra, una leyenda de la danza, la suya es una familia de mucha historia en el folclore santiagueño y argentino. Van a venir Jorge Víctor Andrada, Pilín Massei, Juanjo Abregú, las Danzas de Raíz América y Pucará y Javi Caminos. También la instrumental salamanquera, músicos que se forjaron en Cosquín.

Para el cierre queda aclarar que las entradas anticipadas están agotadas, por eso los interesados deberán sacar las suyas directamente en el club Platense, un rato antes del inicio del evento. Y para el broche final, una invitación especial de Luis Salamanca: “invito a la comunidad platense y doy mi agradecimiento por apoyarme y acompañarme en tantos años. Nosotros somos muy agradecidos, de la prensa también, que en diferentes etapas nos posibilitaron contactarnos con la gente. Así que los esperamos a todos, para encontrarnos con la cultura”.

 

 

 

Compartir

Comentarios