Telecomunicaciones: una carrera apasionante

Por: Adrián Carlotto | Domingo 09 de Julio de 2017

Telecomunicaciones trata sobre cómo transmitir información de manera eficiente, utilizando la menor cantidad de energía, el menor ancho de banda, la mayor tasa. Para ello, se trabaja en estudiar la fuente de información. Se diseñan los transmisores de modo que usen el canal de forma eficaz. Se estudia el canal. Se hacen diferentes modelos. Se caracteriza al ruido interno y externo al sistema y a las interferencias. Y se diseña el receptor para que, a partir de la salida del canal, pueda hacer lo mejor para recuperar la información transmitida.

En la carrera hay mucho de procesamiento de señales, codificación, estimación y detección, entre otros. En la capa física se trabaja con las señales de los transmisores y receptores, las señales que pasan por el canal, los bits, los símbolos, las palabras, los códigos, las antenas. A un nivel más alto, con los protocolos, las redes, etc. Es una carrera apasionante.

Uno podría hacer un paralelo de cómo nosotros, como especie, transmitimos de manera eficiente la información de una generación a otra. También nuestros cuerpos tienen sistemas de comunicaciones que se han adaptado a través de los miles de millones de años de manera de privilegiar la supervivencia de la especie en el medio en que se desarrolla. El habla y el sistema auditivo son un ejemplo de ello, la transmisión de la información al procesador que es nuestro cerebro, la vista, los gestos, etc. En la comunicación humana las palabras, los tonos, las expresiones.

Las aplicaciones están a la vista en esta era de las telecomunicaciones, después de los desarrollos de Claude Elwood Shannon en 1948 sobre teoría de la información que pasó a números la noción de información. Internet, celulares, comunicaciones ópticas, satélites de comunicaciones, memorias, redes, internet, radares, GPS, DCS y redes de sensores, entre otras. 

 

(*) El autor del artículo es ingeniero, director ejecutivo del Departamento de Electrotecnia de la Facultad de Ingeniería – UNLP -   

Compartir

Comentarios