Bienestar animal: una deuda

Por: María M. Aprea | Martes 08 de Agosto de 2017

La inclusión de la sanidad y el bienestar animal en la agenda política es una deuda pendiente. El mundo derriba las barreras de las especies y acepta que somos todos vecinos de un mismo barrio, inquilinos del planeta. No se entienden ciudades saludables si no se contempla la salud de la fauna urbana, el respeto a las especies de trabajo y la relación constante que tenemos con los animales que nos rodean. Desde ese punto de vista, la incorporación de proteccionistas de trayectoria reconocida y responsable al Concejo Deliberante y la Cámara de Diputados es un valor agregado a la gestión política.

De esta manera se podrán proponer políticas orientadas en primera instancia al bienestar y el derecho animal, y cómo cuestión de fondo, a mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

La castración universal, gratuita, precoz y extendida en el tiempo es el único método ético de control de la fauna urbana y nuestra ciudad está todavía muy lejos de llegar al número óptimo para lograr ese objetivo. A su vez, la disminución de animales vagando en busca de comida e intentando reproducirse disminuye los incidentes de tránsito, peleas, basura fuera de las bolsas y animales enfermos por falta de atención primaria. La enumeración puede continuar con la tracción a sangre, la educación en valores, reconocimiento de los animales cómo sujetos de derecho no humanos, etc.

Un gran número de vecinos de nuestra ciudad demuestran interés por sus mascotas, aunque no cuenten con los medios económicos necesarios, y es una función del estado brindarle la asistencia que requieran.

Pensando en la educación, está demostrado que aquellas personas que ejercen violencia contra los animales en la infancia, continuarán desarrollando conductas agresivas en la adolescencia y adultez, por lo que la educación en valores desde la escuela inicial previene y disminuye uno de los flagelos de nuestra época.

Los zoológicos victorianos, criaderos clandestinos, conductas de explotación (carreras, riñas, tracción a sangre, etc.) merecen un lugar en las políticas públicas y mucho trabajo por parte de nuestros representantes. Por todo esto y muchas otras actividades pendientes, Alternativa Vecinal Platense se enorgullece de ser pionera en el tema de protección y derecho animal y de llevar en sus listas a representantes de éstos valores.

Compartir

Comentarios