Trabajadores del Registro de la Propiedad en alerta por "despidos encubiertos"

Son 40 empleados que temen por su fuente de trabajo. Algunos de ellos tienen hasta 18 años de antigüedad en el organismo de calle 44. Según explicaron, quieren hacerlos volver a sus dependencias de "origen" muchas de las cuales "están desguazadas". 

Por: Infoplatense | Viernes 12 de Enero de 2018

Trabajadores del Registro de la Propiedad bonaerense iniciaron el 2018 en estado de alerta ante la disposición del gobierno provincial, que prevé que unos 40 empleados dejen de prestar servicio en el organismo de calle 44 entre 4 y 5. Según detallaron los trabajadores a Infoplatense, la eliminación de los “pases en comisión”, reduciría considerablemente el número de empleados y, además, perjudicaría  directamente a los usuarios ya que "el servicio se va a resentir y va a perder calidad". "Estos son despidos encubiertos que van de la mano de las políticas de María Eugenia Vidal", sentenció el delegado de ATE Miguel Antonioli.

De este modo, son 40 los trabajadores que temen por su fuente de trabajo. Algunos de ellos tienen hasta 18 años de antigüedad en sus funciones. Según explicó Antoniali, lo que ocurre por estas horas en el Registro de la Propiedad se trata de una maniobra de "despidos encubiertos" que van en la línea de "la política liberal de Vidal".

Especificó que desde el gobierno provincial se está planteando el regreso de 40 empleados a sus organismos de origen. "Los mandan a oficinas desguazadas, a espacios sin tareas, en consecuencia, es un despido encubierto", afirmó Antonioli, al tiempo que criticó con dureza a Vidal por considerar que, desde que asumió, "instaló la idea de los ñoquis y la grasa en el Estado", para poder "despedir a cientos de trabajadores".

En este contexto, los trabajadores se organizaron en asamblea este viernes por la mañana y concluyeron que el próximo lunes volverán a reunirse bajo la firme idea de conseguir una audiencia en el Ministerio de Economía y conseguir revisar su situación.

Desde el Registro del Propiedad advierten que la desvinculación de estos 40 trabajadores implica un perjuicio no sólo para ellos mismos, sino que también afectará directamente a los usuarios que se acercan a calle 44: "Si sacás 40 personas de un lugar, ese lugar se resiente. El servicio pierde calidad y también se ven afectados los trabajadores que quedan", explicó Antonioli. Y agregó: "Esto es un despido indirecto y, lo peor, es que marca un antecedente terrible, que es el miedo".

El delegado anticipó que el lunes próximo los trabajadores volverán a reunirse en asamblea para determinar futuras acciones de lucha. Por el momento, insistirán en la idea de conseguir una audiencia en la Ministerio de Economía.

Compartir

Comentarios