Defendamos los Bachilleratos de Adultos

Por: Eric Simonetti | Lunes 02 de Abril de 2018

El 1 de diciembre de 2017 el gobierno de Vidal emitió la resolución 1657 donde de un plumazo suprimió los Bachilleratos de Adultos de la Provincia de Buenos Aires. Así, sin más. De un día para el otro se cerraron las inscripciones para 1º año y los 2º y 3º seguirán en funciones dos años hasta agotar la matrícula que inició en 2016 y 2017. Se trata de la misma política de ajuste que impulsa Cambiemos en todos los rubros del estado con la idea que “hay que achicar el gasto”.

Lo vimos durante el verano cuando cerraron una histórica fábrica como Fanazul, en los miles de despidos en distintas dependencias estatales como el Hospital Posadas y el Inti o más cerca en La Plata con el cierre de una dependencia educativa como la UEP (Unidad Ejecutora Provincial). Esta última bajo la órbita de la Dirección de Cultura y Educación de la Provincia encargada, entre otras cosas, de construir las escuelas. ¿El criterio? Bajar “gastos”. ¿De dónde? De las áreas que este gobierno considera que no son importantes. Porque claro: un gobierno de empresarios no manda a sus hijos al hospital ni a la escuela pública. Tampoco a los CEOs que nos gobiernan les importa demasiado que cientos de familias se queden en la calle. No. El empresario ve la sociedad con los ojos del dinero, no del bienestar general.

Por supuesto, entonces, que a ninguno de estos señores les importa que miles de trabajadores se queden sin la posibilidad de realizar sus estudios en los históricos Bachilleratos de Adultos que existen en la Provincia de Buenos. Una rama de la enseñanza secundaria que ha garantizado el derecho a la educación para una parte de la población que en general los abandonó por tener que ingresar al mundo del trabajo, y que ya más grandes deciden ingresar en horarios nocturnos a contraturno de su actual trabajo.

En lo personal tengo la experiencia de dar clases en 3º año del Bachillerato de Adultos de la Secundaria Nº 8 de la Ciudad de La Plata desde marzo de 2017. Varios de mis alumnos son jóvenes que durante el día trabajan en comercios ubicados por Diagonal 80, a pocas cuadras del colegio. Y que cuando terminan de trabajar se van a cursar. Luego de toda esta jornada vuelven a sus casas tomándose un micro. A pesar del cansancio ven la necesidad de tener los estudios terminados y hacen un esfuerzo enorme. Claro: en la cabeza de un ministro-empresario como Sánchez Zinny, quien está al frente de la cartera educativa de la Provincia ésta realidad es inimaginable. Ni ellos ni sus hijos tendrán problemas económicos que les impidan cursar el secundario.

Sánchez Zinny es todo lo que puede ser un funcionario de Cambiemos. Si sabe de algo es hacer negocios con la educación, cosa muy distinta para lo que correspondería hacer al frente de un ente público y brindar servicios gratuitos. Pero este ministro-empresario tiene su haber un extenso prontuario con lucrar con el conocimiento de las personas. Fundó varias “empresas educativas” en el país y en EEU, como Edunexo dedicada a la venta de “software educativos” y Kuepa, que brinda servicios para “que aprendas en corto tiempo”. Cabe recordar que este funcionario carece de títulos o experiencia profesional en la educación: es un mercader puro y duro y su título de economista lo ha perfeccionado para este oficio capitalista.

Sin embargo, y muy a pesar de las intenciones ajustadoras de los empresarios que se vistieron de ministros, los docentes y estudiantes en las escuelas comenzaron un proceso inverso: el de defender con la movilización la educación de adultos. Porque son miles de estudiantes que se quedarían sin su derecho y otros tantos docentes que nos quedaríamos sin trabajo es que decidimos organizarnos, hacemos asambleas, radios abiertas, movilizaciones, abrazos simbólicos a los Bachilleratos y todo de tipo de cosas poniendo en pie un verdadero movimiento de lucha provincial. Las conducciones gremiales, por su parte, poco han hecho para impulsar esta lucha, y hemos sido los propios docentes junto a la Lista Multicolor del Suteba quienes nos dimos esta tarea.

El gobierno sigue terco en su política de ajuste. Pero los docentes estamos firmes en nuestro reclamo. Como la historia nos ha demostrado, sólo quien persevera en su reclamo, se organiza y lucha puede lograr los objetivos que se propone. El próximo 5 de abril el conjunto de los sindicatos provinciales de docentes, estatales, médicos y judiciales realizarán un paro y movilización a la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires. Será una oportunidad para unificar este y todos los reclamos que tenemos los trabajadores. La educación pública no es negociable y los trabajadores tienen todo su derecho a que el Estado se las garantice.

(*) Delegado del Suteba La Plata y referente del Nuevo MAS.

Compartir

Comentarios