Lunes 17 Diciembre, 2018

Los vecinos se rebelan ante la crisis, los tarifazos y la inseguridad

Martes 10 de Julio de 2018

Hartos de no ser escuchados, vecinos del barrio el Mondongo decidieron dejar de pagar los impuestos, sumándose a la modalidad implementada en diferentes localidades de la provincia.

Hace 3 años un grupo de ciudadanos que residen en el barrio “el mondongo” de La Plata, se organizaron en una Asamblea para exigir por las problemáticas que los aquejaban: la inseguridad creciente en la zona.

Desde entonces no pararon de movilizarse por mejorar la situación del barrio, que no deja de empeorar: se registraron 7 entraderas en los últimos 30 días.

Ahora, buscan con una medida drástica, alguna reacción a sus reclamos. Hasta que el municipio cumpla con sus promesas, dejarán de pagar los impuestos.

Así lo resolvieron en la Asamblea Vecinal y por eso realizaron una presentación en la Municipalidad dirigida al intendente Julio Garro.

“Estamos pidiendo vivir en paz” contó Carlos Lijavetzky, representante de la asamblea. Inseguridad, robos, motochorros, entraderas, venta de droga son los principales reclamos. Y apuntan a la indiferencia de autoridades para erradicar la zona roja del barrio que con “los operativos que se hacen no llevan a nada”.

Por eso, en Asamblea surgió la idea de la rebeldía fiscal. Después hicieron la votación en el barrio:  un 66% de los vecinos votó a favor.

“Le dimos 60 días al intendente para que erradique la zona roja. Las entraderas son cada vez más violentas y no queremos más muerte en el barrio”. "Si pagamos nuestros impuestos para que nos cuiden y no lo hacen, vamos a dejar de pagarlos para que les duela el bolsillo tanto como nos duele a nosotros cuando nos roban" hasta que cumplan con las promesas, explicaron los vecinos.

En Moreno, contra el tarifazo

Mientras tanto, en otros municipios, vecinos se rebelaron contra los tarifazos y generaron una red de protección para evitar que les quiten los medidores por falta de pago.

La campaña comenzó en la localidad de Moreno luego de que un grupo de ocho vecinos no fuera atendido por las autoridades locales de Edenor. Frente a la negativa, ellos decidieron leer su reclamo en voz alta en la oficina de la empresa y consiguieron la adhesión de muchos más damnificados, según relato el diario Tiempo Argentino.

Así nació la "Red de Desobediencia Civil para defender la Democracia", un movimiento de vecinos que está decidido a no pagar los aumentos de los servicios y se organizan para evitar que les corten el suministro. Hasta el momento, la campaña cuenta con 5000 adhesiones sólo en Moreno y prometen que al duplicar esa cifra dejarán de pagar las boletas.

A través de la difusión por redes sociales, la idea de la Red de Desobediencia Civil llegó a otros municipios y ahora buscan provincializar el reclamo.