Martes 11 Diciembre, 2018

Para el Defensor del Pueblo de la Provincia, las subas de luz “son un combo fatal” para los bonaerenses

Viernes 03 de Agosto de 2018

Lo dijo Guido Lorenzino, tras el anuncio de nuevos aumentos tarifarios en agosto por parte del Ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, para cumplir con las exigencias de ajuste fiscal del FMI.

El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, rechazó el nuevo aumento del cuadro tarifario del servicio eléctrico, al asegurar que “junto con las otras subas representan un combo fatal para la economía de los bonaerenses”.

La postura tiene que ver con la decisión del gobierno nacional de aumentar casi un 20% para los clientes de mayor consumo y hasta 29% para los que menos gastan. “En lo últimos años la luz se incrementó un 1.500%, lo que va en contra de los principios constitucionales de razonabilidad, gradualidad y proporcionalidad que el servicio debe tener”, indicó Lorenzino.

En ese sentido, precisó que “la suba, sumada a las del servicio de gas, del agua potable, cloacas y transporte, son un combo fatal para la economía hogareña y del comercio. Además, afecta con dureza a las Pymes, golpeadas por la apertura indiscrecional de las importaciones y por el grave proceso inflacionario que atraviesa el país”.

Cabe recordar que el será el segundo incremento en lo que va del año, ya que en febrero también se realizó una suba del 30 %.

Por otra parte, el Defensor del Pueblo indicó que los mayores incrementos en el servicio eléctrico se dieron en el Gran Buenos Aires, la región donde se concentra la población con mayor grado de vulnerabilidad social y económica, y donde las tarifas sociales además de ser insuficientes no llegan a gran parte de la población que debería tenerlas.

“Todos los aumentos que se produjeron no encuentran correlato en la prestación del servicio, ya que no se ve una mejora en el servicio sino que, por el contrario, cada vez se reciben mayores reclamos por un servicio deficiente y cada vez es más caro”, detalló Lorenzino.