imagen
Los Impescables salen a escena con menú bien definido y a la gorra

Viernes 24 Mayo, 2019

Los Impescables salen a escena con menú bien definido y a la gorra

Viernes 03 de Noviembre de 2017

El grupo que mixtura la música y el teatro, el humor y el grotesco, el espíritu rioplatense y la exuberancia de los musicales balcánicos, se presenta el sábado en el Teatro Bar. Habla su bajista, Pablo Catalán.

El bar Unión de Bordenabe, un pueblo bonaerense típico ubicado en el distrito de Puan, existe y es como tantos en los que la barra sirve de "apoyacodo" para cualquiera que quiera contar una historia falsa o verdadera. Los Impescables, un grupo inclasificables que cocina la música y el teatro para obtener un menú humorístico que oscila entre lo pueblerino y lo citadino, lo rioplatense y lo balcánico al estilo Kusturica, lo toman como el escenario para ofrece su último espectáculo, el cual se presentará este sábado a las 21, con "entrada libre y a la gorra" en El Teatro Bar de 43 entre 7 y 8.

"La propuesta artística es difícil de encasillar en un género. El grupo mezcla con gracia la música, la actuación, la poesía y el humor, entre otras cosas, además de un gran trabajo escenográfico", cuenta a Infoplatense el bajista Pablo Catalán, uno de sus integrantes.

Esa escenografía a la que hace referencia remite, por supuesto, a un bar que existe con ese nombre en ese pueblo al cual sólo uno de los integrantes ha visitado. La obra transcure allí e intercala situaciones actuadas, especies de sketchs, con momentos musicales de géneros diversos, todo hilado con el relato de "El Gato" una especie de narrador o maestro de ceremonia que prepara el ambiente. 

"Son historias hilarantes y disparatadas", dice Pablo y cuenta que los integrantes son de edades tan diversas como sus formaciones. Pero todos tienen el mismo objetivo: "Divertirnos y divertir al público que nos va a ver". 

Las situaciones que se presentan en "Menú: pollo a las brazas", ese es el nombre del espectáculo, no parecen estar ambientada en ninguna época en particular, pero algunos de los temas son bien actuales y atraviesan la realidad de cualquiera de los espectadores. "Aportamos una mirada ácida y crítica de algunas cuestiones de la realidad, pero siempre con clave humorística", dice Catalán.

Y hay temas comunes en las que el espectador se va a sentir identificado. "Son vivencias propias que plasmamos en escenas. Tenemos un tango que se llama 'El amarrete y la pedigüeña', y es una parodia de un matrimonio argentino común. Otra que es una parodia a la tarjeta SUBE, mezclado con el amor que nace entre un pasajero que no tiene crédito para viajar y una chica que estaba en la parada donde se tiene que quedar", cita dos ejemplos.

Los Impescables son diez musicos y/o actores en escena que se podrían definir como un grupo de amigos que se armó después de que se cruzaran en diferentes momentos de sus vidas. "Tenemos individualmente formaciones bien diferentes y cada uno aporta en lo suyo en la construcción. Se conjugan muchos matices", dice el bajista.

Ensayan una o dos veces por semana y todos los viernes realizan una asamblea para evaluar por qué caminos andan. Tienen sus dos letristas ("lapiceras" dice Pablo) fuertes, pero todos suman en la construcción de la obra que después se verá en escena.

La de este sábado será una de las últimas oportunidades para ver en escena a Los Impescables con su "Menú: pollo a las brasas". La banda tiene pensado próximamente llevar este, su nuevo espectáculo, por distintos puntos de la costa atlántica.