La Feria del Libro Infantil y Juvenil: “una experiencia sensorial única”

Miércoles 01 Diciembre, 2021

La Feria del Libro Infantil y Juvenil: “una experiencia sensorial única”

Sabado 29 de Julio de 2017

Infoplatense charló con Betina Cositorto, Presidenta del Comité Organizador de la Feria que se desarrolla en el Pasaje Dardo Rocha, quien invitó a los platenses a disfrutar de estos dos últimos días de este evento único y gratuito.

El pasado 10 de julio desembarcaba con mucha expectativa en la ciudad la Feria del Libro Infantil y Juvenil en el Pasaje Dardo Rocha (50 entre 6 y 7), y en simultáneo con otras dos sedes (Tecnópolis y el Centro Cultural Kirchner), ofreciendo una “variada agenda que cuenta con talleres de juegos y experimentos, narraciones de cuentos, espectáculos musicales y shows”.

Este fin de semana será la última oportunidad para los platenses de descubrir esta gran propuesta que organiza la Fundación El Libro, con entrada gratuita (desde las 12 hasta las 20 horas) y desde Infoplatense contactamos a Betina Cositorto, Presidenta del Comité Organizador de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, para que nos brinde un panorama más claro acerca del armado, objetivo y desarrollo del evento.

En primer lugar le preguntamos el motivo por el cual eligieron nuestra ciudad como una de las sedes: “La gente de Cultura de La Plata estaba interesada hace tiempo en hacer una feria y se contactaron con nosotros. Y nosotros también teníamos ganas de estar aquí, pero llevó un tiempo la preparación. Anteriormente se habían hecho ferias en La Plata con mucho éxito para las editoriales, pero la organización de las mismas no había tenido el tipo de oferta cultural y de programación con el que está acostumbrado a hacer la Fundación El Libro”.

-¿Cómo es el armado de la Feria, la preparación previa a inaugurar semejante evento?

-La programación cultural lleva más tiempo porque hay muchas cosas: espectáculos, taller de ciencias, títeres, narraciones, durante todos los días y eso lleva tiempo. Por lo menos dos meses, el armado y la cuestión con las editoriales. Las ferias del libro infantil y juvenil este año son las pre sedes, pero nosotros trabajamos todo el año. Yo presido un comité que se empieza a reunir en agosto para evaluar todas estas ferias y ya empieza a trabajar en los lineamientos de las próximas ferias. Además, en la sede de capital tenemos jornadas profesionales, donde tenemos invitados internacionales, que vienen a compartir experiencias o a capacitar al sector editorial y librero. Tenemos jornadas para docentes y mediadores de lecturas, que el año que viene queremos hacer aquí en La Plata, capacitación gratuita con grandes especialistas que vienen a hacer talleres, dar conferencias. Este año también tuvimos en las jornadas profesionales a la doctora Yunko Yokota (que brindó la Conferencia “Literatura de calidad para chicos: qué es lo importante al momento de crear, seleccionar, etc.”) que es Directora del Center for Teaching trough Children´s Books, en Estados Unidos. Tenemos concurso de ilustración, de lectura, los premios Pregonero, hay muchas actividades y ciclos con bibliotecarios que se van generando todo el año. Al momento de la feria es más que la exhibición y el stand con los libros, pero hay mucho trabajo previo.

-¿Trabajan de alguna manera particular para convocar a los niños en esta época de la tecnología? ¿Realizan alguna estrategia para acercarlos en un momento que están tan arraigados con las pantallas?

- En general hay muchos talleres, sobre todo de narración y diferentes estrategias para ser mediadores. Nosotros sentimos que los niños siempre necesitan un mediador para los libros, un vínculo entre el adulto que le aproxima el libro, que se lo facilita. Hay muchas estrategias de trabajo con los mediadores. Pero también tengo que  contar que los archivos digitales que están hoy y de literatura juvenil eligen los libros en papel. Y nos dimos cuenta en estos años que el libro no ha muerto en papel y que el libro en papel es mucho más deseado, querido y elegido que el libro en formato digital, que es sólo un 3%. Y es verdad lo que decís que hay lectura en pantalla, pero hay que  tratar de generar un espacio de vínculo con el juego, el aire libre, diferentes momentos de la  vida del niño que no esté mediado por una pantalla, creo que en ese  sentido estos espacios de la feria son muy interesantes, son espacios que entusiasman mucho, invitan a la curiosidad, es algo tan natural e interesante que tenemos los seres humanos y que fluye, que es la natural curiosidad de investigación, descubrir qué libros o que temas me van a gustar, porque también habiendo tanta diversidad uno va armando el gusto, va armando su propio recorrido lector. Estos espacios de feria son muy interesantes porque hay un espacio físico con el libro, con una experiencia sensorial única, esto ayuda a sostener en las casas.

Betina Cositorto dio algunas precisiones más acerca de la convocatoria de la feria, en estas dos semanas que viene desarrollándose en el Pasaje: “La feria funcionó  de una forma increíble, nos visitó siempre mucha gente, estuvo permanentemente con mucho público, re llena. Nos reunimos luego para tener datos precisos pero yo creo que, por lo menos,  500 mil personas nos han visitado”. Y al momento de destacar las actividades más solicitadas por los visitantes, no dudó en afirmar que “funcionó muy bien el taller de ciencias, con una demanda permanente, fue uno de los más elegidos. También fue muy linda la ilustración de los Dibujantes Argentinos (ADA), que organizaron en el MUMART la muestra Dibujantes platenses”.

Para que nadie se pierda la oportunidad de asistir a la Feria del Libro Infantil y Juvenil, la Presidenta del Comité Organizador dejó una invitación especial: “Vengan, aprovechen y disfruten porque está pensado  y creado para la familia, para todos: desde los bebés, hasta los jóvenes y los grandes, hay libros para todos. Que aprovechen a tener ese contacto sensorial con los libros, a ver y descubrir un montón de libros nuevos y que no siempre están en el primer plano en las librerías y un montón de oportunidades. Es muy interesante, lo tienen muy cerca, el lugar es hermoso así que es un fin de semana ideal para ir con la familia, es totalmente gratis y van a descubrir libros y a atesorar nuevas historias”.