imagen
#MiraComoNosPonemos impactó en la política: se suman denuncias por acoso a legisladores

Viernes 24 Mayo, 2019

#MiraComoNosPonemos impactó en la política: se suman denuncias por acoso a legisladores

Viernes 14 de Diciembre de 2018

Luego de que Thelma Fardin hiciera pública su denuncia contra Juan Darthes en distintos ámbitos comenzaron a denunciar legisladores: al caso del titular del Concejo platense Ponce, se sumaron las acusaciones contra el senador nacional radical Marino y esta tarde se conoció la renuncia del senador bonaerense Romero por un caso de acoso.

"La mayoría de las mujeres que hacemos política somos víctimas de la violencia machista" y, en este sentido, advirtió que "van a aparecer más casos de abuso y acoso en la política, hay que ponerlos sobre la mesa", dijo esta mañana Victoria Donda.

Es que el impacto de la denuncia realizada por Thelma impactó en todos los órdenes, la política incluida.  Uno de los primeros casos denunciados fue el del Presidente del Concejo Deliberante local, Fernando Ponce, a quien una ex empleada llevó a la justicia. Como contrapartida, el edil platense presentó un recurso denunciando falsa denuncia.

Hoy se conoció que una empleada del Congreso Nacional denunció ante la Justicia por acoso sexual al radical pampeano Juan Carlos Marino, su jefe, diciendo que le tocó los pechos y la llamó repetidas veces a su teléfono para ir a su casa.

En Cambiemos ensayaron este viernes una tímida defensa del senador radical y pidieron que no haya "linchamiento" para el dirigente pampeano.

Como una ráfaga que destapa nuevos casos, las denuncias impactaron en la Legislatura provincial: el senador bonaerense Jorge Romero decidió dar un paso al costado de su responsabilidad política, en medio de una fuerte acusación por abuso sexual realizada por una ex militante de La Cámpora en las redes sociales.

"Es por eso que he decidido dar un paso al costado de mis responsabilidades políticas para someterme a los procesos que determine la aplicación del protocolo", afirmó el legislador en Twitter y Facebook.

El vaticinio de Victoria parece no detenerse en estos casos y se espera que se destapen nuevos denuncias.