Domingo 17 Noviembre, 2019

Clara demostración de fuerza de Macri a una semana de las elecciones

Domingo 20 de Octubre de 2019

A sólo ocho días de las elecciones presidenciales del domingo próximo, Macri hizo un acto apoyado en una estética con formato tradicional y el recurso de establecer el juego de preguntas y respuestas para hilvanar un mensaje que combinó la defensa de la gestión con las críticas a la etapa kirchnerista.   

"No nos vamos a quedar callados viendo cómo nos roban el futuro. Hay cientos de miles de argentinos que marchan en el país y en el mundo", arrancó el mandatario ante una colmada Plaza de la República.

"No aceptamos que los que destruyeron el país ahora nos digan con el dedo en alto que ellos son los que saben. Ya lo vivimos muchas veces, con el dedito, con atril, con canchereada, con soberbia, con esa forma de concebir el poder que todos rechazamos”, puntualizó.

Además, le pidió a la ciudadanía que no compre “espejismos, las mismas promesas vacías de los que tanto defraudaron”.

Y agregó: "No más a seguir desaprovechando oportunidades. No más a la resignación. Sí, se puede".

Junto a su esposa, Juliana Awada, y su compañero de fórmula, el senador Miguel Angel Pichetto, el Presidente mostró el acompañamiento de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; y del alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes también compiten por su reelección en las elecciones del domingo próximo. Sin embargo, Macri no mencionó a ninguno de los dos.

En línea con los recursos de ataque al candidato del frente opositor, Alberto Fernández, que utilizó en el debate presidencial del domingo pasado, Macri buscó asimilar a su rival con el kirchnerismo.

Y agregó: “Basta, hasta acá llegaron. Así es como se van formando las revoluciones”. De inmediato, propuso: “Quiero hacerles preguntas y que me contesten muy fuerte”.

Luego apeló al tramo memorístico de los discursos que dio en varias ciudades: “Estamos mejor parados para crecer sobre bases sólidas. Se viene una etapa de crecimiento, de empleo, de mejor salario y de alivio para todos los argentinos”.

En otro tramo intentó borrar con el codo su largo discurso de la antipolítica: “Tenemos que reconocer que somos una mayoría que muchas veces miró en silencio, creyendo que a la política había que mirarla desde lejos, que no había que meterse, y sin darnos cuenta fuimos dando espacio y dejando el país en manos de unos pocos”, lanzó.

Según la vista ofrecida por los drones de los canales de TV, la ambiciosa “Marcha del millón” del macrismo sobre la 9 de Julio se extendió hasta la calle Viamonte, a tres cuadras desde el Obelisco.

Luego de deshilachó una cuadra hasta Córdoba. Es decir que quedó lejos de las pretensiones de Macri que soñó con emular al “Obelisco de Alfonsín” en aquel cierre de campaña del radicalismo en 1983. En esa oportunidad, la multitud llegó desde el Obelisco hasta más allá de Independencia, es decir unas 15 cuadras.

Fuentes: Pagina 12 y Tiempo Argentino