Domingo 08 Diciembre, 2019

Peligra el acuerdo de Alberto con Massa y Moyano para que Raúl Pérez vaya a Transporte

Viernes 15 de Noviembre de 2019

El presidente electo Alberto Fernández avanza en la definición de su futuro Gabinete, cubriendo los casilleros vacíos, en algunos casos por medio de difíciles negociaciones. Si bien en principio parecía que estaba sellado el acuerdo para que Pérez vaya a la cartera de Transporte, el mismo entró en zona de turbulencia y podría caerse.

La negociación original con Massa, que permitió la alianza que finalmente resultó triunfadora en las últimas elecciones nacionales, iba más allá de garantizar el cargo de primer diputado provincial y futuro presidente de la Cámara baja para el tigrense, e incluía la ubicación de algunos nombres de su confianza en ministerios clave. En este sentido ya se está prácticamente confirmado que el nuevo Ministerio de Igualdad y Género sería para Malena Galmarini y que la cartera de Seguridad iría para Diego Gorgal, asesor del área de Seguridad y Justicia del exintendente de Tigre. La cartera de Desarrollo Social iría para Daniel Arroyo, de ADN indiscutiblemente massista aunque hoy su relación con el tigrense no sea la mejor. En otro nivel, Mirta Tundis se ocuparía del Anses.

No obstante, el acuerdo para la designación de Raúl Pérez, actual diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y uno de los principales armadores del massismo en el interior, podría finalmente no concretarse.

La negociación que incluyó al camionero Hugo Moyano, que impulsaba para la cartera de Transporte a Guillermo López del Punta (un abogado cercano al camionero, que fuera funcionario de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte y luego secretario de Transporte bonaerense en la gestión de Eduardo Duhalde), incluía un acuerdo entre ambas partes, pero que no contaba con el aval del kirchenrismo duro.

Según el acuerdo original,  logrado tras sucesivas negociaciones, que incluyeron un reciente encuentro entre Massa y Moyano, López del Punta ocuparía una secretaría principal dentro del ministerio encabezado por López, lo que hace esperar una dinámica que no excluye el conflicto entre dos pesos pesado en una cartera que deberá afrontar temas decisivos en un sector muy golpeado por la crisis, que requiere decisiones complicadas tanto en el sector aeronáutico como en el del transporte de pasajeros.

No obstante, la falta de kirchnerismo en la negociación empantanó la designación de Pérez, y aun no estaría definida la conformación de la cartera para la que originalmente sonó Florencio Randazzo, también vetado por el patria.