Domingo 15 Diciembre, 2019

En la última sesión, senadores bonaerenses cruzaron diferencias por el golpe de Estado en Bolivia

Jueves 28 de Noviembre de 2019

Lo que fue un nombramiento en solidaridad con la situación que atraviesa el Estado Plurinacional de Bolivia, resultó ser un tema de disputa y debate dentro del bloque de Juntos por el Cambio, en donde los senadores oficialistas mostraron sus diferencias despegándose de la postura que había tomado tanto el gobierno nacional como el provincial.

Durante el intenso debate sobre la situación acontecida en el Estado Plurinacional de Bolivia,  el senador de Unidad Ciudadana Gustavo Traverso, expresó la inquietud de su espacio político por los acontecimientos ocurridos: “claramente fue una interrupción del orden democrático. Nunca más golpes de Estado en nuestra América Latina”.

Por su parte, el legislador de Cambiemos Andrés De Leo, acompañó las palabras de su predecesor pero solicitó unificar criterios para el bien del pueblo boliviano: “para nosotros en alarmante que puedan intervenir los sectores militares en la vida democrática de nuestra región, pero también tenemos que ser fieles defensores de la república y las instituciones”.

“Hay que ser respetuosos de la República y tener un criterio para el termino pueblo, porque parece que el término parece que corresponde solo a un sector”, sentenció el líder “Lilito”, frase que disgustó bastante en los otros bloques.

Ante tal situación, la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, Teresa García, aseguró que el peronismo cree en la autodeterminación de los pueblos: “lo que se ha violentado es la voluntad popular, consideramos que los pueblos eligen sus representantes, la sanción que tienen es de la ciudadanía cuando no los vuelven a votar, eso los determinan las propias sociedades”.

En esta misma línea, el senador de Cambiemos Marcelo Pacífico, adhirió a esos conceptos y agregó que “para nosotros es un golpe de Estado sin ninguna duda, lo que se cuestiona es la legitimidad del proceso electoral en trámite”.

Mientras que Darío Díaz Pérez, de Renovación y Unidad peronista, insistió en “denunciar el golpe de Estado, porque es una cuestión in crescendo en la región, es una anuncio de los irrespetuosos que no les importa la democracia, la república y como la vemos venir y tenemos que despotricar para que se respete en esta caso al pueblo boliviano”.

Marcelo Di Leo del bloque Cambiemos, fue categórico: “Las cosas hay que llamarlas por su nombre y esto es un verdadero golpe de Estado, como radicales no podemos dejar pasar esto y debemos exponer nuestro criterio histórico”.

El vicepresidente primero del Cuerpo, Horacio López, adhirió al concepto y describió que lo que está pasando en América Latina es producto de la distribución desigual de los recursos.

Para finalizar, el legislador oficialista Walter Lanaro, puntualizó: “todos entendemos el momento que vive latinoamérica, aspiramos a que se reinstauren los procesos democráticos en la modalidad que cada pueblo lo determine, eso nos iguala y sobre eso nos tenemos que parar”.