imagen
Ante la demanda, la UNLP sumó cupos a la residencia universitaria

Sabado 16 Febrero, 2019

Ante la demanda, la UNLP sumó cupos a la residencia universitaria

Domingo 10 de Febrero de 2019

El complejo de la Universidad Nacional de La Plata abrió las puertas para el ciclo 2019 con la incorporación de 22 nuevas plazas para que más estudiantes del interior puedan estudiar en la ciudad.

Con el avance de las obras de remodelación del tercer módulo edilicio y la incorporación de 22 nuevas plazas, el Albergue de la Universidad Nacional de La Plata ya comenzó a recibir a sus primeros estudiantes huéspedes. De esta forma, este año, la UNLP ofrecerá alojamiento y alimentación en forma gratuita a 150 estudiantes provenientes del interior del país que no cuentan con los medios económicos suficientes para afrontar los gastos de un alquiler.

Desde el 28 de enero comenzaron a llegar al complejo universitario los primeros 95 estudiantes; mientras que el resto se incorporará en el transcurso de los próximos días, de acuerdo a sus requerimientos académicos.

Emblema de las políticas de Bienestar Estudiantil de la UNLP, el Albergue ofrece alojamiento, trasporte y alimentación a 150 jóvenes que provienen de distintas provincias de nuestro país y que estudian en alguna de las 17 facultades.

Acerca de los trabajos de recuperación del tercer y último módulo habitacional, los responsables del predio explicaron que ya finalizaron las obras en el primer piso –exclusivo para habitaciones- y sólo restan detalles de terminación en la planta baja. Luego se avanzará sobre el segundo y tercer piso del edificio, lo que permitirá, una vez concretada la obra, alojar hasta 200 estudiantes y alcanzar así la plena ocupación del Albergue.

El presidente de la Universidad, Fernando Tauber, se refirió al crecimiento del Albergue y aseguró que “desde que lo inauguramos en el año 2011, hacemos un enorme esfuerzo para hacer crecer este espacio y poder ofrecer así a más jóvenes una oportunidad para acceder a la educación superior. Llegar a la plena ocupación es un sueño que abrigamos desde hace casi 10 años, y hoy nos encaminamos con firmeza a hacerlo realidad”.

Tauber agregó: “queremos que esta sea la casa de los chicos que llegan a estudiar desde el interior, que la sientan como propia. A cambio les pedimos a nuestros estudiantes nada más y nada menos que se reciban, que encaren sus carreras con entusiasmo, con energía; y que nos pidan ayuda cuando lo necesiten, porque nosotros estamos para acompañarlos desde hoy hasta el día de su egreso, porque esa es nuestra meta, que ellos salgan de esta universidad como profesionales”.

Cabe destacar que el mobiliario para equipar el edificio y las habitaciones fue construido casi en su totalidad por alumnos de la Escuela Universitaria de Oficios. En los talleres del Centro Regional de Extensión de la UNLP, se realizaron bibliotecas, escritorios, mesas ratonas y de luz, placares, cajoneras y el mobiliario completo de la cocina.

Además del desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena, las chicas y los chicos que residen en el Albergue cuentan con el acompañamiento institucional necesario para la contención en la vida universitaria, recibiendo un abordaje profesional sobre las eventuales dificultades que surgen en la cotidianeidad, tanto en lo académico como en la convivencia.