Lunes 19 Agosto, 2019

Aprobaron la licencia de Mosca y volverá con la campaña electoral ya lanzada

Jueves 09 de Mayo de 2019

Fue aprobada por Unidad Ciudadana y legisladores que responden a los intendentes del PJ. Asumió Mequel y el Cuto Moreno son las nuevas autoridades. Legisladores de Cámbienos, de Unidad Ciudadana y del peronismo que responden a los intendentes votaron. Mosca era el garante de acuerdos entre el Frente Renovador, el Frente Amplio Peronista  y la Gobernadora.

La cámara de Diputados bonaerense aprobó la licencia de Manuel Mosca –solicitada en el marco de una denuncia por extorsión en su contra- pero tal como se sabía- los legisladores se negaron a votar el desafuero -también pedido por el diputado- que fue girado a comisión.

Los diputados de Cambiemos, el kirchnerismo y la bancada de los intendentes dialoguistas fueron quienes se sentaron en el recinto para votar la licencia. El Frente Renovador y el bloque del Frente Amplio Peronista no participaron de la votación de la licencia del diputado.

Así la Cámara de Diputados queda presidida por Marisol Merquel, una diputada que recala en el peronismo de Martín Insaurralde. En tanto, la vicepresidencia es para  el ultra kirchnerista Cuto Moreno.

Ambos legisladores, Merquel y Moreno, representan a bloques que constituyen el 31 % del cuerpo, pero aun así serán las máximas autoridades de una Cámara que plantea una conducción de “doble firma” que ninguna de ellas pertenecerá al oficialismo o primera minoría.

Los acuerdos seguirían hasta julio

El detonante del alejamiento de Mosca -como informara Infoplatense- fueuna denuncia que el propio legislador presentó el 29 de abril ante el juez Álvaro Garganta, para que se investigue el delito de coacción agravada y extorsión, señalando ser víctima “de una maniobra extorsiva, iniciada en diciembre de 2018, en torno a una supuesta denuncia de acoso sexual contra su persona”.

La salida de Mosca puso en duda los acuerdos entre Cambiemos y el masismo, que vienen trabajando en tándem desde diciembre de 2015.

Por lo que se pudo averiguar de fuentes legislativas, esos acuerdos seguirían en pie hasta el comienzo de la campaña electoral, en julio, cuando finalice la licencia pedida por el legislador de Cambiemos.

“Hay un pacto para no alterar el funcionamiento y las decisiones de la Cámara”, explicaron allegados a la Presidencia del Cuerpo.

En ese orden se supo que serán 2 meses de actividad parlamentaria en pleno proceso de presentación de listas.

Aunque por ahora se impuso silencio de radio desde todos los bloques, esa armonía política entre el Frente Renovador y el Oficialismo quedó en riesgo con la salida de Mosca. Se sabe, nadie respeta acuerdos cuando una de las firmas no está.