Lunes 19 Agosto, 2019

Comenzó a circular el borrador de la reforma laboral

Viernes 09 de Agosto de 2019

Los principales lineamientos de la reforma laboral que pretende sancionar el Gobierno si gana las elecciones ya están circulando en un borrador que tiene carácter oficial.

Entre los puntos más destacados, figura la creación del trabajador de plataformas, la posibilidad de que cada empresas negocie paritarias por su cuenta y flexibilización para despedir empleados.

También, en busca de achicar el costo laboral, el borrador, que fue elaborado por el ministerio de Producción y Trabajo que conduce Dante Sica, habla de desanlentar juicios y un blanqueo laboral con facilidades amplias para los empleadores informales. Desde la cartera no quisieron expresarse sobre un tema tan sensible a días de las PASO.

En un apartado, figuran una serie de disposiciones imprescindibles: la urgencia en avanzar en la reducción y hasta eliminación de las multas por trabajo informal que estaban contempladas en el proyecto de blanqueo; limitación de los juicios a empresas por solidaridad con sus tercerizadas; regulación de contratos para personal de aplicaciones, y promoción del primer empleo y una “agencia de talentos”.

Para el período que abarcaría un hipotético segundo mandato de Macri, se habla de la necesidad de modificar la ultraactividad y de «los aportes solidarios que perciben los gremios por encima de la cuota de sus afiliados». Otro ítem menciona la chance de que cada empresa pueda seleccionar el gremio que debe representar a su personal.

Por otro lado, figura que “las regulaciones actuales desincentivan la tercerización de servicios” e incluso les asigna un peso mayor a los juicios iniciados por trabajadores no directos del empleador. “Limitar la solidaridad favorece la especialización en tareas de mayor valor agregado y permite mayor adaptabilidad a cambios en la demanda”, se establece.

Se buscará crear un fondo de cese laboral para reemplazar indemnizaciones, “que las partes puedan pactar cambios en las tareas y condiciones laborales”, la instauración de “bancos de horas” y una redefinición del concepto “salario” para acotar los rubros con peso en el cálculo indemnizatorio. Estos lineamientos se basan en la dura reforma laboral que se aprobó en Brasil.

El «ausentismo» planea ser «combatido» y se prevén modificaciones a regímenes de licencias personales y la limitación de los días no laborales “por enfermedades de larga duración”. Por el momento, los representantes sindicales guardaron silencio pero varios anticiparon que si Macri accede a un nuevo gobierno intentarállevar adelante varias modificaciones en el plano laboral y habrá férrea oposición de los trabajadores.