Lunes 21 Octubre, 2019

A pesar del papelón de las PASO, el Gobierno insiste en que SmartMatic realice el escrutinio

Domingo 15 de Septiembre de 2019

Las elecciones se acercan y las miradas nuevamente se enfocan en el escrutinio: El macrismo insiste en que SmartMatic realice el cotneo porque realizó “las mejoras técnicas necesarias” para que no vuelva a producirse la falla registrada en las Primarias.

Las elecciones se acercan y las miradas nuevamente se enfocan en el escrutinio. Luego de que días antes de las Paso el Frente de Todos pidiera a la justicia electoral que apartara a la empresa contratada para concretarlo, el gobierno nacional realizó una presentación para que se rechace la pretensión de la oposición, alegando que ya fueron requeridas a la compañía en cuestión, Smartmatic, “las mejoras técnicas necesarias” para que no vuelva a producirse la falla registrada en las Primarias.

La presentación que realizó el gobierno llegó luego de que tras los comicios, y tal como lo ordenó la jueza interviniente, María Romilda Servini, un grupo de veedores diera cuenta de graves fallas en el sistema que impidieron por momentos la fiscalización y que produjeron un retraso notable en el acceso a los resultados.

En Ejecutivo señaló en el escrito presentado que si bien en las Paso “efectivamente se interrumpió el flujo de información para el proceso de fiscalización”, a la vez le requirió al proveedor del servicio que realice “las mejoras técnicas necesarias para que dicho inconveniente no vuelva a producirse”.

El gobierno pidió que sea rechazado el pedido del Frente de Todos para que la empresa Smartmatic sea desplazada del proceso electoral.

En el mismo expediente y también a través de un escrito, Smartmatic admitió la falla registrada durante el escrutinio provisorio “en el módulo de consulta de fiscales partidarios”, pero garantizó la implementación de “un sólido sistema de consultas para la fiscalización por parte de las agrupaciones políticas” de cara a los comicios del 27 de octubre.

La empresa detalló ante la Justicia que está trabajando “en el rediseño” del sistema de consulta para la fiscalización, tal como lo sugiriera el veedor informático a partir de las falencias registradas en las Paso y aseguró que realizará “simulacro” los próximos 21 de septiembre y 5 de octubre.

La remediación de las causas de las anomalías, de acuerdo a la conclusión de la pericia, permitirá contar en las elecciones generales con un sólido sistema de consultas para la fiscalización por parte de las agrupaciones políticas”, afirmó ante la Justicia la empresa, que en el actual proceso electoral y tras una licitación internacional, desplazó a la firma Indra de la tarea del escrutinio provisorio.

En ese sentido, al defender su propio desempeño y exponer sus argumentos, la empresa subrayó que, pese a esa falla, “en ningún momento estuvo en riesgo la integridad del evento electoral”.

Además, lamentó que el informe del veedor informático que evaluó su desempeño no haya tomado en cuenta “toda la complejidad del sistema y todas las actividades para el proyecto Paso 2019”.

En su informe ante Servini, el veedor informático concluyó que, si bien la tarea de escaneo y transmisión de telegramas se había realizado “adecuadamente y en forma segura”, el sistema de recuento provisional de resultados había funcionado de manera “totalmente defectuosa”.

No se pudo poner a funcionar en la sala de veedores; funcionó solo un rato en las terminales de los fiscales; tuvieron que bajar la aplicación de fiscales; y a pesar de tener información suficiente a las 21.15, no pudo dar información hasta las 22.30”, detalló el informe remitido a la jueza Servini por el director general de Tecnología del Consejo de la Magistratura de la Nación, el ingeniero en sistemas Juan Antonio Franchino.

Por eso, ahora, evalúa como parte de las readecuaciones que implementará para el 27 de octubre la creación de una “base espejo”, un “archivo estático”, para dirigir ahí “la funcionalidad” de la consulta de los fiscales partidarios, a fin de que “las visualizaciones sobre el módulo no generen nuevas consultas a la base de datos”, según precisó ante la Justicia.

Porque, según explicó Smartmatic, fue a raíz de la “sobrecarga” que se registró en el módulo de consulta de fiscales partidarios que la empresa resolvió “aislar la fuente de sobrecarga para preservar el funcionamiento global del sistema”, lo que generó una demora en el inicio de la difusión de los resultados, que arrancó a las 22.20 y no a las 21, como estaba estipulado.