Jueves 20 Febrero, 2020

Forestación contra el cambio climático: una propuesta para la región

Martes 21 de Enero de 2020

Por Gastón Crespo, concejal Partido GEN

Miles de expertos reconocidos internacionalmente advirtieron que, si en los próximos 10 años no llevamos adelante acciones significativas para frenar el calentamiento global, las consecuencias serán irreversibles. En las ciudades podemos tomar medidas importantes, entre las cuales plantar árboles es una de las más directas y efectivas.

Los árboles son nuestros mejores aliados frente a esta problemática. Un solo ejemplar puede absorber hasta 150 kilos de dióxido de carbono al año, ayuda a enfriar el aire, regula el flujo de agua y reduce el consumo de energía entre 20 y 30%.

En nuestra región, podemos implementar diversas estrategias no solo para preservar nuestro patrimonio arbóreo existente, sino también para forestar nuevas zonas.

En la Comisión de Medio Ambiente que me toca presidir en el Concejo Deliberante -junto a ONGs, ambientalistas y vecinos-, debatimos un proyecto de la ONG Nuevo Ambiente para implementar un Plan Maestro de Arbolado Público.

El mismo busca desarrollar y gestionar el arbolado público y los espacios verdes de La Plata, incluyendo lineamientos claros respecto a la protección, conservación e incremento del patrimonio forestal, así como protocolos sobre poda y extracción.

Asimismo, durante 2019 presentamos un proyecto para plantar un árbol por cada niño o niña nacido en la ciudad. Una iniciativa con una impronta muy noble y positiva que celebra la llegada de los platenses a la vida y, al mismo tiempo, promueve la forestación.

La propuesta plantea que, al llegar la primavera, todas las familias de niños o niñas nacidos durante el último año reciban un árbol y una plaqueta con el nombre del bebé; luego se les indicará el lugar donde plantarlos y se realizará una ceremonia para llevarlo a cabo colectivamente.

Recuperar los espacios verdes de la región y hacer proliferar algunos nuevos es un eje prioritario para contribuir a mitigar la problemática medioambiental. El Parque Ecológico ubicado en Villa Elisa es un buen ejemplo de un área pensada como reservorio de flora y fauna, que además permite a los vecinos realizar actividades recreativas y deportivas al aire libre.

Las catástrofes ecológicas, como el incendio del Amazonas y el de Australia, nos exigen que iniciemos este camino de manera urgente. Y esto requiere la responsabilidad ineludible de los gobiernos en todos sus niveles, y el compromiso de todos los ciudadanos. Hoy más que nunca, el futuro depende de nosotros.