El Código de Convivencia enfocará la responsabilidad de los padres por las faltas de los menores

Miércoles 25 Noviembre, 2020

El Código de Convivencia enfocará la responsabilidad de los padres por las faltas de los menores

Sabado 21 de Noviembre de 2020

Continúa el tratamiento en el Concejo Deliberante de la reforma del Código de Convivencia. El Subsecretario de Vinculación y Gestión municipal destacó que “se enfocará en aspectos preventivos y respetando todos los parámetros constitucionales y de tratados de derechos humanos”.

 

Ayer se realizó un nuevo debate público en la Comisión de Seguridad Publica y DDHH presidida por la Concejal Romina Cayón, en donde los concejales del oficialismo y la oposición y referentes sociales se están generando los consensos necesarios para dar forma al Código de convivencia desde el Concejo,  haciendo un análisis gradual e integral, capitulo por capítulo. Ayer contó con la participación de la ministra de de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz.

El Código de Convivencia Ciudadana fue enviado hace dos años por el intendente Julio Garro con el objetivo de regular el espacio público en La Plata y establecer nuevas normas y sanciones.

”A través del proyecto de Código de Convivencia Cuidadana el intendente decidió poner sobre la mesa una discusión necesaria en lo que respeta a las pautas de convivencia y reglas de futuro que nos debemos los plantenses de acá a los próximos 40 años”, le dijo a InfoPlatense Niclás Morzone, el Subsecretario de Vinculación y Gestión de la Secretaria de Coordinación Municipal.

Morzone, quien participa en representación del Ejecutivo, destacó que “el Código de Faltas municipal no se reformaba de manera integral desde el año 1985 cuando entró en vigencia y el Intendente decidió ser el primero de esta generación en cambiarle la denominación y llamarlo Código de Convivencia ya que el mismo tiene una mirada muy pronunciada en materia preventiva, educadora y concientizadora de las pautas de conducta y hábitos que debemos respetar para optimizar el uso de nuestra ciudad en el marco del respeto y la tolerancia”.

Consultado sobre el articulado que está en análisis, consignó: “En la parte general se pone énfasis como te decía en la parte preventiva, con lo que se recaude de las multas se va a generar un fondo afectado a la concientizacion y educación de los aspectos generales de la convivencia ciudadana. Se incorpora la responsabilidad indirecta de los padres por las faltas de los menores”.

“El código se adecua a todos los parámetros constitucionales y de tratados de derechos humanos en la materia respetando las garantías del debido proceso y el derecho a la defensa”, concluyó.