Miércoles 01 Abril, 2020

Los platenses se sumaron al pedido de justicia por Fernando Báez Sosa

Martes 18 de Febrero de 2020

A un mes del asesinato de Fernando Báez Sosa se realizó una movilización en Plaza Moreno en pedido de justicia en reclamo del esclarecimiento del crimen perpetrado  por un grupo de rugbiers en Villa Gesell. En Buenos Aires su madre clamó por Justicia.

Decenas de platenses se reúnen esta tarde en la plaza principal de nuestra ciudad con pancartas y fotos del joven asesinado a golpes en la puerta de un boliche de Villa Gesell el pasado 18 de enero.

La movida forma parte de una convocatoria a nivel nacional. La familia del joven pide justicia ante el Congreso Nacional y se celebrará una misa frente al boliche Le Brique, donde fue asesinado por un grupo de rugbiers.

En paralelo, frente al Congreso de la Nación, Graciela Sosa, fue la primera oradora de la marcha por el pedido de justicia del joven asesinado por un grupo de rugbiers, a la salida de una discoteca en Villa Gesell.

Mi vida no es fácil, pero ustedes son la fuerza y la ayuda para que se haga justicia por mi hijo”, agregó.

“Con la ayuda de ustedes quiero que se haga justicia, no es fácil pero pido por Fernando y las víctimas de violencia. Lo que le hicieron a mi hijo es terrible, no le dieron oportunidad y lo mataron a traición. Era un chico decente, bueno que amaba la vida y a su prójimo”, indicó Sosa en la Plaza de Congreso, donde ante una multitud hablo y expresó su pedido de justicia por Fernando Báez, asesinado el 18 de enero a la salida de “Le Brique”:"Es tremendo lo que le hicieron a mi hijo, quiero justicia por él.

La madre de Báez Sosa reconoció que el asesinato de su hijo les “arruinó la vida a su padre y a mi, pero también a los que lo querían.

El acto, que comenzó a las 18, tuvo una concentración que comenzó a las 14 en la Plaza de los dos Congresos

Las palabras de Graciela Sosa acompañaron no solo a la gente que se acercó por el pedido de justicia, sino que además a la bandera una bandera gigante con la leyenda: "Dios te tiene en el cielo, nosotros en nuestros corazones".

“Desde que perdimos a nuestro hijo todo se nos vino abajo, era nuestro sostén y lucha para seguir adelante. Mi casa está vacía, cuando me levanto y su cama está tendida se que nunca volverá”, remarcó.