Sabado 04 Abril, 2020

La UNLP instalará una planta de alimentos deshidratados para combatir el hambre

Jueves 20 de Febrero de 2020

El proyecto está listo y el 5 de marzo se licitará la construcción de la fábrica, que producirá guisos de alto valor nutricional y bajo costo. Asimismo, la iniciativa busca articular con productores del cinturón hortícola.

 

La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) pondrá en marcha en los próximos meses una fábrica de alimentos deshidratados que elaborará raciones de un guiso de alta calidad nutricional destinado a sectores vulnerables de la región. La iniciativa contribuirá a disminuir la inseguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida de quienes hoy se encuentran excluidos.

Cabe destacar que la UNLP será la primera Universidad pública del país que contará con un proceso de deshidratado de vegetales y un laboratorio de control de calidad de materias primas, insumo final y efluentes. Se estima que la planta estará en pleno funcionamiento antes del último trimestre del año.

Según informaron, el producto principal será una mezcla deshidratada con arroz, carne, lentejas y verduras de producción local que las familias podrán cocinar en sus propios hogares.

Al respecto, el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, destacó que “la idea es ir desarrollando un polo agroalimentario que emplee las verduras frescas de la hortifruticultura periurbana del Gran La Plata, y establezca sinergias con el sector industrial, agregando valor a la materia prima con un fin social”.

Asimismo, la iniciativa busca trabajar con productores del cordón hortícola de La Plata y utilizar aquel excedente de cosecha o producción que no se haya vendido para elaborar el alimento deshidratado.

Los responsables del proyecto adelantaron que, en un principio, se elaborarán y empaquetarán raciones para cuatro personas –de unos 400 gramos aproximadamente-, aunque se prevé que en el futuro ofrecerán presentaciones de hasta doce porciones.

El 5 de marzo, la UNLP llamará a licitación para la construcción de la planta, que tendrá una superficie cubierta superior a los 1.100 metros cuadrados. Funcionará en el predio de 60 hectáreas que posee la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, en la calle 66 y 167 de la periferia platense.