Miércoles 12 Agosto, 2020

Presas confeccionaron y donaron camisolines y tapabocas para el Hospital de Niños de La Plata

Jueves 30 de Julio de 2020

En una acción solidaria, mujeres privadas de la libertad de las cárceles de Los Hornos confeccionaron 75 camisolines y 30  tapabocas que fueron donados al Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata.

En el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia”, privadas de la libertad de las unidades 8 y 33 de Los Hornos, confeccionaron y donaron 75 camisolines y 30  tapabocas al Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata.

“Nuestro trabajo trasciende las unidades penitenciarias en función de garantizar los derechos de los niños. Por eso, trabajamos en pos de colaborar y sumar, tanto para la institución, como para el afuera. Para nosotros es una gran emoción contribuir con las necesidades de este hospital”, indicó la directora de Niños en Contexto de Encierro, Andrea Bartolomé.

Además, la funcionaria contó que el pedido del nosocomio surgió cuando les entregaron los 350 tapabocas realizados por privadas de libertad de la Unidad 46 San Martín.

Cumpliendo con los estrictos protocolos de bioseguridad, en el marco de la pandemia de covid-19, la donación se realizó ayer en el Hospital. En este sentido, la directora asociada Cecilia Gaviot expresó que “los camisolines se destinarán a los pacientes que reciben nutrición parenteral en sus domicilios. Son pacientitos que pasaron por una enfermedad muy grave, que hizo que fuera necesaria una cirugía en la que se resecó gran parte del intestino.  Por ende, no pueden absorber el alimento y necesitan sí o sí recibirlo por una vena”.

A su vez, la directora asociada precisó: “Como esa acción implica el manejo de catéteres, requiere muchísimo cuidado y material especial, y dentro de ese material están los camisolines que las internas hicieron con tanta generosidad”.

Los niños que utilizarán los insumos donados por el SPB pertenecen a la Sala 13 de Nutrición Parenteral del “Sor María Ludovica”. “Ellos están muy, muy agradecidos. Hace unos días que, ansiosos, los estaban esperando”, concluyó Gaviot.