Miércoles 12 Agosto, 2020

Repartidores platenses rechazaron el convenio para contribuir en la detección del delito

Viernes 31 de Julio de 2020

Desde la Asamblea de Repartidores de La Plata rechazó el acuerdo firmado entre el ministerio de Seguridad bonaerense, la empresa Glovo y la Asociación Civil de Repartidores Independientes para colaborar en la detección temprana del delito y las violencias. Los repartidores denuncian que no es una solución a la inseguridad que a traviesan día a día.

Repartidores de La Plata realizaron un fuerte rechazo al acuerdo firmado entre el ministerio de Seguridad bonaerense, la empresa Glovo y la Asociación Civil de Repartidores Independientes (ACRI) para colaborar con la detención temprana del delito y las violencias.

Se trata del proyecto Alerta Ciudadana que busca que los repartidores contribuyan en la detección temprana del delito y las violencias, articulando con las autoridades en el intercambio de información sobre situaciones puedan suceder en el marco de su estadía en la calle.

En este sentido, Lucas, integrante de la Asamblea de Repartidores de La Plata, explicó en dialogo con InfoPlatense que el proyecto se trata de una respuesta que no soluciona los problemas de inseguridad que sufren todos los días: “Hay robos todos los días, con lo cual los tipos le han buscado una salida mala al problema”.

“Nosotros lo denunciamos porque no coincidimos con tener que ir una colaboración, a tener que hacer cursos de capacitación, prevención  con la policía de bonaerense, la de Berni que está implicada en el gatillo fácil y en la desaparición forzada de personas”.

Por otro lado, desde la Asamblea de Repartidores apuntaron contra el gremio ACRI por no representar realmente los derechos de las y los trabajadores: “no lleva adelante los verdaderos reclamos que tenemos los repartidores como es el tema de los seguros frente a los robos: las empresas deberían hacerse cargo de los valor y las herramientas de trabajo, que hoy en día si nos roban nos tenemos que hacer cargo nosotros”, y agregó que “también estamos planteando la posibilidad de rechazar pedidos a zonas consideradas inseguras sin sufrir sanciones”.