Taxistas platenses piden que la bajada de bandera esté a 100 pesos

Miércoles 01 Diciembre, 2021

Taxistas platenses piden que la bajada de bandera esté a 100 pesos

Miércoles 24 de Noviembre de 2021

El sector, que afirma encontrarse en una “situación crítica”, elevó el pedido oficial al Concejo Deliberante local, y pidieron que el tema se trate con “suma urgencia”. 

En la actualidad, el costo de la bajada de bandera es de 85 pesos, cifra que se paga desde julio pasado. La ficha tiene un precio de 7 pesos cada 120 metros. El objetivo de los taxistas es subir el costo de las fichas a 8,50 pesos.

El gremio explica que “por ordenanza municipal debe aplicarse dos aumentos por año”, y de  dos aumentos de precios que se aplicaron, uno correspondía al 2020, el cual no se ejecutó por el contexto de crisis sanitaria. El otro fue en julio pasado. “El último aumento fue desdoblado” indican los taxistas que piden la aplicación de una nueva suba.

En la ciudad de Buenos Aires por ejemplo, la tarifa del taxi tiene un costo similar al de La Plata, que es de 85 pesos la bajada de bandera, y 8,50 pesos la ficha. Con la diferencia que en la Capital está vigente la tarifa nocturna que tiene un costo extra del 20 por ciento. Recientemente los propietarios de los taxis habían realizado una propuesta para implementar la tarifa nocturna con un aumento, y la misma no prosperó.

El Sindicato Unión Conductores de Taxis de La Plata apunta a un aumento significativo por el reconocimiento de su trabajo, y sobre todo durante la pandemia. “En 2020 apenas se pudo trabajar como esenciales por ser transporte público de pasajeros, arriesgando nuestra salud, con pérdidas de compañeros y sin ningún tipo de aumento, con una grave situación económica, del que nuestro sector no fue ajeno. En la actualidad la inflación sigue castigándonos día a día, con el alza en los valores de la canasta básica, y los servicios de luz, gas y del costo operativo del servicio” resumen los taxistas.

Juan Carlos Berón, titular del gremio que realizó el reclamo, habló de problemáticas estructurales de la actividad, como por ejemplo los costos operativos para sostener los coches en la calle, que obliga a los propietarios de vehículos a ocuparse de gastos, repuestos, combustibles,  y seguro.

Al mismo tiempo, el gremialista manifestó que; “un chofer de taxi gana un porcentaje de la recaudación de cada jornada, cercano al 35 por ciento. Es lo que utiliza para comer y vivir al otro día”.

Con esto, el sector entiende que las problemáticas son estructurales, y que un aumento del 20 por ciento “hoy puede ayudar a paliar la situación y con eso los taxistas podrían pasar las fiestas navideñas comiendo al menos arroz, fideos y polenta. No podríamos pensar jamás en comer un asado en familia. Eso ya quedó en el pasado”, expresaron los taxistas en la nota formal enviada a la titular del Concejo Deliberante local, Ileana Cid.

El pedido formal del aumento de taxis por ahora hizo eco en el Concejo Deliberante, pero para que salga, previamente debe ser analizado por distintas comisiones, obtener un dictamen y saltar al tratamiento sobre tablas.