Massa y Kirchner evalúan suspender la ley de alquileres sancionada durante el macrismo

Miércoles 01 Diciembre, 2021

Massa y Kirchner evalúan suspender la ley de alquileres sancionada durante el macrismo

Jueves 25 de Noviembre de 2021

La norma es cuestionada tanto por inquilinos como propietarios. Evalúan impulsar la suspensión por ley o por decreto del Presidente, y avanzar en una nueva legislación. Juntos por el Cambio reclama la derogación.

La Ley de Alquileres fue aprobada por el Senado y promulgada por el Poder Ejecutivo en junio de 2020. Aunque fue pensada para proteger a los inquilinos, el diagnóstico de Sergio Massa es que produjo una reducción en la oferta de departamentos.

La polémica estuvo alrededor de la normativa desde el inicio, con argumentos a favor y en contra. Hubo varios puntos que los propietarios rechazaron y que, en consecuencia, hicieron que retiraran las propiedades del mercado.

Esa decisión derivó en un mayor perjuicio a los inquilinos, que deben convalidar precios altos para empezar a alquilar y, además, cumplir con más requisitos para ser “elegibles”.

Los puntos que analizarán son el plazo de los contratos de alquiler, el índice por el que se actualizan los precios, el sistema de garantías que el inquilino debe presentar para entrar y el trámite de registro de contratos en AFIP.

"La Ley de Alquileres, que pretendía asegurar a inquilinos y propietarios, terminó disminuyendo la oferta, retrayendo la posibilidad de desarrollar el negocio y además generando incertidumbre y dificultades para el inquilino", sentenció Massa, resumiendo el diagnóstico del oficialismo respecto de la ley sancionada en junio del año pasado, con un amplio apoyo de ambos bloques, oficialista y opositor.

Desde el massismo hacen énfasis en la necesidad de elaborar un texto consensuado entre propietarios, inquilinos y las fuerzas que integran el Congreso, "para mantener el espíritu de la ley original, que fue un proyecto consensuado", explicó la diputada electa Marcela Passo.

Massa propuso en este sentido suspender la ley por 180 días para acelerar el nuevo tratamiento.