Malvinas: Luis Alberto Díaz, el mártir del Regimiento 7 de La Plata

Sabado 20 Abril, 2024

Malvinas: Luis Alberto Díaz, el mártir del Regimiento 7 de La Plata

Lunes 01 de Abril de 2024

Se enteró que iba a ser padre el día que el R7 partía hacia las Islas. Si bien era integrante de la banda de música, cambió su instrumento por un fusil. Murió el 11 de junio de 1982, a pocos días de cumplir 20 años, en la batalla de Monte Longdon. Fue declarado héroe nacional. Gracias al proceso de identificación hoy descansa en el Cementerio Darwin en una tumba que lleva su mombre.

Aal igual que Daniel Laira, Hugo Acuña, Sergio Regidor, Alfredo Marcelino, Ignacio Arauz, Darío Manzanares, Eduardo Piedrabuena y Jorge Cebrowski, Luis Alberto Díaz era integrante de la banda de música del Regimiento 7 de Infantería de la ciudad de La Plat. Sin embargo, como a los demás conscriptos clase '62, a él le tocó cambiar su instrumento por un fusil y partir hacia la guerra.

Todos recuerdan con lujo de detalles el día en que los soldados salieron del regimiento: el clima de fervor, el orgullo y la emoción parecían invadirlo todo.

También les quedó grabada, indeleble, la noche del regreso de los combatientes, cuando los pocos que quedaban en la banda de música -desarticulada luego de comenzado el conflicto, con la salida de quienes iban a luchar a Malvinas- formaron y fueron protagonistas de una suerte de bienvenida, ya dolorosa, con la guerra perdida, y en medio de la desesperación de familiares que buscaban encontrar entre los recién llegados a sus hijos.

En el relato que compartieron en el que reconstruyeron lo que había pasado el día que fue abandonado en un basural todo lo que había en las encomiendas que familiares habían entregado para que fueran enviadas a quienes combatían en Malvinas, Daniel Laira intercala un detalle, una anécdota que, también, tiene a una carta como protagonista.

En la jornada en la que los conscriptos clase '62 se disponían a partir hacia las islas, una muchedumbre se había agolpado en la puerta del regimiento para despedirlos. Laira recuerda: "En medio de ese tumulto, una chica que llevaba una bolsa me pidió si podía dársela a Luis Alberto Díaz. Lo busqué y, cuando lo encontré, él la abrió delante mío. Entre chocolates y alfajores encontró una carta. 'Voy a ser papá', me dijo al leerla". Luis Alberto Díaz murió el 11 de junio de 1982, a pocos días de cumplir 20 años, en la batalla de Monte Longdon.

Si bien hay una parte de esta historia que se desconoce, otra que está a la vista: en 1998, por medio de la Ley 24.950, fue declarado héroe nacional; en tanto, en junio de 2018, se rebautizó con su nombre a una plaza de San Francisco Solano, en el partido bonaerense de Quilmes, y se inauguró ahí un monumento en su honor, justo enfrente de la que había sido su casa familiar.

Un año antes, en 2017, los restos de Luis Alberto Díaz -sepultados como NN en el Cementerio de Darwin- habían logrado ser identificados por el Comité Internacional de la Cruz Roja. De hecho, su mamá, Rosa Campero de Díaz, fallecida en 2020, formó parte del contingente de familiares de caídos en Malvinas que, tras ese trabajo, en marzo de 2018 viajó a las islas.

Fue así, entonces, que pocos años antes de morir, tuvo la posibilidad -reparadora- de llorar a su hijo junto a su tumba, allí donde sus restos habían yacido durante 35 años bajo la leyenda "Soldado sólo conocido por Dios”.
Fuente: Agencia Télam, Cecim