Macri advirtió a sus aliados que reclutan dirigentes en el Conurbano: “no cualquiera peronista”

Jueves 18 Agosto, 2022

Macri advirtió a sus aliados que reclutan dirigentes en el Conurbano: “no cualquiera peronista”

Sabado 06 de Agosto de 2022

El expresidente les pidió a alfiles de Pro en Buenos Aires que sean cautos a la hora de ampliar el espacio para evitar infiltrados en las listas. “No se puede sumar a cualquiera, sino gente comprometida con nuestras ideas y que aporte frescura, no panqueques que puedan cambiarse de bando”, advirtió

El expresidente Mauricio Macri aprovechó un encuentro con alfiles bonaerenses de Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli en el Jardín Japonés para marcarles la cancha a sus socios de Pro que buscan incorporar en la provincia de Buenos Aires a sectores del peronismo que están desencantados con el Frente de Todos para ensanchar la base electoral de Juntos por el Cambio con miras a 2023.

Si bien coincidió con la necesidad de ampliar a la principal coalición opositora, Macri alertó sobre el riesgo de incorporar a dirigentes que tuvieron un pasado en el kirchnerismo. Con el objetivo de preservar la esencia y los “valores” de Pro, el expresidente pidió evitar el amontonamiento en el espacio y blindarse de potenciales infiltrados del PJ en las listas.

Peña peronista

Como informara InfoPlatense, el encuentro entre Macri y los territoriales del larretismo se gestó luego de las tensiones que generó en Pro una “peña peronista” organizada días atrás por Florencia Casamiquela, exaliada de Florencio Randazzo y flamante incorporación del equipo de Santilli. El mitin, que se realizó la semana pasada en el Darling Tennis Club, contó con la presencia de Molina, Alaniz, Delfino y Viñuales, entre otros, y tuvo al exgobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, excompañero de fórmula Roberto Lavagna, como orador invitado.

El objetivo de esas cumbres es atraer al larretismo a dirigentes del PJ que integraron la “tercera vía”, un sector que no comulga con el kirchnerismo ni con el macrismo. A ese espacio apostaron Sergio Massa en 2015 y 2017, antes de regresar al peronismo, Roberto Lavagna o Randazzo.

Lo escuchaban en un salón del predio del barrio de Palermo dirigentes territoriales de Pro que apalancan el proyecto presidencial de Larreta y respaldan la candidatura a gobernador bonaerense de Santilli. En el grupo que se reunió con el exmandatario estaban Ramiro Tagliaferro (Morón), Martiano Molina (Quilmes), Pablo Alaniz (Florencio Varela), Lucas Delfino (Hurlingham), Ezequiel Pazos (José C. Paz), Evert Van Tooren (Esteban Echeverría) y Guillermo Viñuales (Lomas de Zamora).

“No cualquier peronista”

Escoltado por el exsecretario general de la Presidencia Fernando de Andreis y el legislador porteño Darío Nieto, el fundador de Pro les pidió que sean cautelosos a la hora de sumar dirigentes a Juntos por el Cambio.

Trazó un panorama sombrío sobre la situación económica e insistió en que el conglomerado opositor está frente a una gran oportunidad en los comicios del año próximo para ganar en distritos gobernados por el peronismo. Incluso les dijo que aventura que habrá una “segunda ola del cambio” en 2023. Y remarcó que nota una mayor receptividad en la sociedad para encarar reformas de fondos en la economía, después de la “pésima” gestión del Frente de Todos.

Por eso, Macri machaca con que el Pro no debe descuidar su identidad y fisonomía política frente a sus votantes. Ayer, habló de incorporar a dirigentes que compartan los “valores” de Pro. Quienes lo frecuentan comentan que pretende impedir que haya infiltrados en las listas de Juntos: “No se puede sumar a cualquiera, sino gente comprometida con nuestras ideas y que aporte frescura, no panqueques que puedan cambiarse de bando”, señalan cerca del exmandatario.

Hasta el final de su mandato, Macri se resistió a incorporar a peronistas a su gobierno. El giro se produjo en junio de 2019, cuando le propuso a Miguel Ángel Pichetto que lo acompañara en la fórmula presidencial. Ahora, el exmandatario exhibe una mayor apertura para incrementar la capacidad electoral de JxC. Pero pone ciertos reparos. Por caso, no está de acuerdo con lotear el gabinete, como propone Larreta para darle sustentabilidad a un programa económico.