En vísperas de entregar el poder, Alberto volvió a apuntar contra CFK

Miércoles 28 Febrero, 2024

En vísperas de entregar el poder, Alberto volvió a apuntar contra CFK

Domingo 03 de Diciembre de 2023

El Jefe de Estado se refirió a su relación con Cristina y puso en duda el lugar de Axel Kicillof como nuevo referente del peronismo en la Argentina.

En una entrevista y a vísperas de dejar el poder, Alberto Fernández hizo un repaso de sus cuatro años de gestión, haciendo referencia a su relación con Cristina Kirchner y Sergio Massa. Además, confirmó el acto de traspaso con el presidente Javier Milei.

En este marco, el presidente se refirió al índice de pobreza que mide el INDEC, asegurando que "está mal medida. Si hubiera un 40,1% como dice el Indec la Argentina estaría estallada".

"La pobreza se mide a través de la Encuesta Permanente de Hogares, es una encuesta. Yo me temo que la gente no diga toda la verdad, porque si le preguntas a una persona y te dice 'tengo un plan', de ahí en más empieza a mentir porque tiene miedo de que se lo quiten", resaltó el jefe de Estado.

El peronismo y Axel Kicillof

Por otro lado, Alberto Fernández volvió a reflexionar sobre el futuro que el peronismo tendrá como oposición y planteó, en ese sentido, que el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, uno de los nombres que más suena para asumir el liderazgo de esta nueva etapa, no es un dirigente que "represente a todos" los sectores dentro del espacio.

"Axel administró bien, y además fue muy honrado, muy honesto en la forma de trabajar, muy transparente. A mi juicio es un hombre criterioso, más allá de que no comparto algunas miradas que tiene sobre la economía. El rol que le va a tocar a él no lo sé, depende de él", evaluó además. 

Y añadió: "Hay otros sujetos políticos dentro del peronismo, Victoria Tolosa Paz, Gabriel Katopodis, Jorge Ferraresi, 'Coqui' Capitanich, que tienen un futuro impresionante por delante.

Relación con CFK

En la entrevista, el mandatario también se refirió a Cristina Fernández de Kirchner. Dijo que no se sintió acompañado por ella en sus cuatro años de gestión y, tras blanquear que la relación entre ambos está rota, señaló que la vicepresidenta "tiene un modo de hacer política" que no le gusta.

"Tiene que ver con esa forma personalista de hacer política, pero yo la respeto, es una mujer que ha sido dos veces presidenta, una vez vicepresidenta", expresó. 

El presidente también hizo una crítica a la cobertura mediática que recibió su vinculo con la expresidenta. "Era muy loco porque los medios me decían qué era un títere y cuando no hablaba que era dramático porque no hablábamos. Esto lo vi durante cuatro años, ese lugar en el que me pusieron donde Cristina me manejaba, me torturaron durante años con ese tema", lamentó.