Diputados aprobó la ley ómnibus por 35 votos de diferencia: primer triunfo político, con gusto a poco, de Milei

Martes 27 Febrero, 2024

Diputados aprobó la ley ómnibus por 35 votos de diferencia: primer triunfo político, con gusto a poco, de Milei

Viernes 02 de Febrero de 2024

El proyecto fue muy discutido y no es el que la Casa Rosada le envió al Congreso: tenía 664 artículos y terminó con 386, es decir una reducción del casi 40%. Para completar la media sanción y girar el proyecto al Senado aun falta que los diputados aprueben todo el articulado, votación que se pospuso para el martes próximo.

La Cámara de Diputados aprobó en general y por amplio margen el proyecto de ley Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos, del que se destacan los superpoderes en diversas materias que se le otorgan para tomar decisiones sin pasar por el Congreso y el permiso para que más de una veintena de empresas del Estado sean vendidas. El tablero finalizó con 144 votos afirmativos y 109 negativos.

El proyecto fue muy discutido y no es el mismo que la Casa Rosada le envió al Congreso: tenía 664 artículos y terminó con 386, es decir una reducción del 40% de su volumen original. Esto es porque, entre otras decenas de medidas resistidas por la oposición, se le retiraron las reformas electorales y todo el paquete fiscal, por la decisión del ministro de Economía, Luis Caputo, que argumentó que, de esa manera, se facilitaba la aprobación del resto del frondoso texto.

La aprobación de la ley ómnibus de Milei sólo fue posible gracias al acompañamiento de buena parte de la oposición: el PRO, que es el bloque aliado de La Libertad Avanza (LLA); la UCR, Hacemos Coalición Federal (el bloque variopinto que preside Miguel Pichetto) y una veintena de diputados de espacios provinciales. LLA es una fuerza muy joven, que en Diputados tiene apenas 38 bancas, es decir el 15% del tota

Justo cuando se estaba por iniciar el cierre de los discursos, la cuenta de la oficina del Presidente en X sacó un comunicado en el que vaticinaba que “el momento del debate ha terminado”. “Es hora de que los representantes del pueblo decidan si están del lado de la libertad de los argentinos o del lado de los privilegios de la casta o de la república corporativa”.

Frente a esto, el diputado Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, pidió una cuestión de privilegio contra el Presidente Javier Milei y cuestionó la “furia tuitera” del Gobierno. “Se tiene que dejar de intervenir el Poder Legislativo. Nos tiene que dejar votar libremente”, bramó Ferraro, quien fue aplaudido con intensidad por todo el arco político.

Tras ello, siguieron los discursos de cierre. El jefe del bloque Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, repasó los distintos puntos del proyecto de ley ómnibus y dio a entender el acompañamiento en general de su bancada. “Muchachos, no hay que leer. Todo el proceso de los Kirchner tuvo emergencias y facultades a full. Ahora se rasgan las vestiduras. Yo estuve ahí y sé lo que pasó, como los DNU que modificaban presupuestos”, subrayó, a la vez que concluyó: “Hay que lograr un vínculo de dialogo y de construcción política en la sociedad argentina, la gente también votó eso”

Continuó con su exposición el líder del bloque UCR, Rodrigo de Loredo, quien señaló que su espacio le dará “todas las herramientas mínimas, justas y necesarias para que puedan llevar adelante su gobierno, custodiando los temas que pongan en riesgo la salud republicana de la Argentina”. No obstante, remarcó los insultos proferidos por el oficialismo a su partido. “Ninguna de nuestras definiciones políticas dependen de los insultos o de los aplausos. Tampoco les pedimos ningún tipo de disculpas. Personalmente, no tengo ninguna cuota de admiración a la figura del Presidente, pero tiene todo mi respeto la investidura presidencial”.

Cristian Ritondo, presidente del bloque Pro, criticó al gobierno de Alberto Fernández y cuestionó su actitud obstruccionista. “Hay procesos de cambio y no pueden poner trabas y piedras”, dijo. Tras subrayar que acompañarán en general la iniciativa del Ejecutivo, aclaró: “Nosotros no somos ni gobierno ni cogobierno. Tenemos que darle al Presidente una caja de herramientas para que la Argentina encuentre una salida”.

El líder de la bancada kirchnerista, Germán Martínez, volvió a objetar el tratamiento del proyecto de ley ómnibus durante el plenario de comisiones y habló de un “trámite bochornoso”. No solo habló de una “estafa parlamentaria”, sino que destacó: “El 95% de los que estamos acá sentados no sabe qué se va a poner en consideración”. Señaló que su espacio va a “honrar el compromiso electoral con el pueblo argentino”, como preanunció de su rechazo a la iniciativa impulsada por Milei. “Hay un oficialismo que no defiende sus propuestas y que se afianza en los bloques aliados, quienes se sientan en la mesa del poder para negociar cosas”, acusó.

Por último, Oscar Zago, presidente del bloque libertario, realizó una defensa política de la “Ley de Bases” y tildó como “una verdadera vergüenza” el haber pasado casi 30 horas de debate para llegar a la votación en general de la iniciativa del Ejecutivo.