Cuales son los ejes del brutal ajuste que planea Caputo sin la Ley Ómnibus

Miércoles 28 Febrero, 2024

Cuales son los ejes del brutal ajuste que planea Caputo sin la Ley Ómnibus

Viernes 09 de Febrero de 2024

Caputo diseñó para Milei un brutal plan de ajuste con el objetivo de alcanzar el ansiado déficit cero, a pesar de la resistencia del Congreso a la Ley Ómnibus.

Fuentes cercanas al gobierno revelaron los seis pilares fundamentales del ajuste, ideado por el Ministro de Economía, que busca aumentar la recaudación y reducir drásticamente los gastos a instancias del deterioro económico de las provincias.

El primer eje se centra en bloquear las transferencias a provincias y obras sociales, una estrategia que impacta directamente en gobernadores y sindicatos. Los datos actuales señalan una reducción del 98% en las transferencias no automáticas a las provincias en enero, generando un revuelo en los círculos gubernamentales.

El segundo punto aborda el aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL), recientemente descongelado por el Gobierno con una actualización gradual. Sin embargo, ahora se plantea un incremento abrupto, con la esperanza de recaudar cerca de un punto del PBI, a costa de un inevitable aumento en el precio de los combustibles.

Caputo sopesa también la aplicación del Impuesto PAIS al bono para importadores, conocido como Bopreal, una medida que llevará mucha polémica al mercado.

El cuarto eje estratégico contempla la eliminación de subsidios en todos los servicios públicos para usuarios residenciales de altos ingresos, comercios, industrias y entidades civiles. Aunque el Gobierno ya ha iniciado este proceso, se anticipa una aceleración significativa de la quita en este nuevo escenario.

El quinto punto se enfoca en la eliminación del sistema de actualización de los planes sociales, vinculados al Salario Mínimo Vital y Móvil, lo que en la práctica implica un congelamiento de los montos asignados.
 

El punto mas polémico y brutal tiene que ver con la eliminación de ítems no remunerativos en los sueldos de los trabajadores estatales. Esta medida, que podría resultar en una fuerte reducción salarial para miles de personas, cobra relevancia dado que la mayoría de los haberes se componen de estas sumas no remunerativas.