Denuncian y desvinculan a un empleado municipal que atacó al titular de una delegación

Martes 27 Febrero, 2024

Denuncian y desvinculan a un empleado municipal que atacó al titular de una delegación

Viernes 09 de Febrero de 2024

Los hechos ocurrieron el último jueves en la delegación de Gorina. El ahora extrabajador del Municipio tenía antecedentes por falsificación de documentos públicos.

 

La Municipalidad de La Plata denunció penalmente y desvinculó de su planta de trabajadores a un hombre que irrumpió en la delegación de Gorina y atacó violentamente a su titular durante una reunión convocada en el marco de la reestructuración de personal que impulsa el intendente Julio Alak.

El repudiable hecho tuvo lugar el último jueves, cuando el agresor ingresó a la sede de 140 bis y 489 poco antes de culminar el encuentro y comenzó a agraviar y amenazar a los presentes, para luego exigir quedarse a solas con el delegado, Manuel Rodríguez,  cerrando las puertas y las cortinas del lugar.

“Ahora te voy a matar, hijo de puta”, lanzó el atacante, quien a los pocos minutos se arrojó encima de Rodríguez y le propinó tres fuertes golpes de puño, uno en el ojo derecho y dos en el cuello, produciéndole distintas lesiones.

Al escuchar los gritos de la autoridad comunal, ingresaron a la oficina un empleado y también otras dos personas ajenas a la delegación que habían acompañado al agresor, quienes siguieron amenazando al delegado y a los trabajadores que se encontraban en las oficinas de afuera.

Tras ello, se procedió a llamar al 911 y Rodríguez concurrió al hospital de Gonnet, donde los profesionales constataron una lesión en el brazo izquierdo, que deberá permanecer inmovilizado, y un esguince de tobillo.

Según se pudo comprobar, el agresor, que ya fue desvinculado del Municipio, era personal de planta temporaria y tenía antecedentes penales por falsificación de documentos públicos.

La denuncia penal fue radicada en la UFI Nº 3 de Gonzalo Petit Bosnic por los delitos de lesiones, amenaza coactiva, intimidación pública y atentado contra la autoridad, conforme a lo establecido por el Código Penal.

El indignante episodio se suma a otros de naturaleza similar ocurridos durante los últimos días en el marco del plan de reestructuración de personal y transparencia impulsado por el intendente Julio Alak.