Lunes 17 Diciembre, 2018

Por la caída del consumo, Vidal relanza los descuentos en los Súper

Martes 10 de Julio de 2018

El Gobierno bonaerense prepara el regreso del descuento del 50% en las compras en supermercados para los clientes del Banco Provincia. El beneficio estará disponible para los clientes del Banco en 239 sucursales bonaerenses y porteñas. La medida llega en momentos que la reactivación de productos masivos se viera frenada por la escala inflacionaria.

María Eugenia Vidal busca alimentar así, una reactivación frenada por la escalada inflacionaria registrada entre abril y mayo pasado. Por lo pronto, la medida será anunciada por la propia mandataria este miércoles en La Plata junto al presidente de la entidad, Juan Curuchet.

El beneficio estará disponible a partir del 18 de julio y tendrá vigencia el tercer y cuarto miércoles de cada mes en un total de 239 sucursales de supermercados adheridos de toda la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Tal como sucedió el año pasado el Banco Provincia reintegrará a sus clientes el 50% de sus compras en supermercados aplicando un tope mensual de $ 1.500. Según anticiparon desde la Gobernación, el descuento será válido para el pago con tarjetas Visa Débito, Visa Crédito y Mastercard Crédito del banco oficial bonaerense.

La decisión de echar mano de este beneficio no podía llegar en un mejor momento. Un informe de la consultora especializada en consumo Kantar Worldpanel reveló que la incipiente mejora en el consumo de productos masivos que se observó en el 2017 y durante el primer trimestre de este año se "frenó abruptamente" en el bimestre donde el dólar saltó de $ 20,50 a $ 28.

El sondeo sostuvo que el "nivel bajo inferior", que agrupa al 17% de los hogares, había recuperado 3% el volumen de consumo el año pasado y otro 1% en el primer trimestre de 2018. Sin embargo, en abril y mayo cayeron 2%. "Las mejoras de cierre 2017 y principios 2018 se licuaron", puntualizó Federico Filipponi, director comercial de la firma.

El principal motivo es que la aceleración de la inflación de los últimos meses provocó una consecuente pérdida de salario real. Los precios de la canasta de consumo masivo que mide Kantar pasaron de un incremento del 17% anual al cierre de 2017 a una suba de 21% en mayo pasado.